Descubre las claves de Michelle Pfeiffer para estar espléndida a los 50

Actualmente sólo acepta los papeles que le gustan pues cobra más de 12 millones de euros por película

 

null

Los rostros angelicales y los cuerpos perfectos de las nuevas sex symbols de la gran pantalla no se lo ponen nada fácil a las maduritas de Hollywood. Pero Michelle Pfeiffer tiene armas más que suficientes para darle la réplica en el cine a estrellas del momento como Scarlett Johansson, Angelina Jolie, Kate Winslet o a la mismísima Nicole Kidman.

Michelle está estupenda a sus 51 años y no sólo físicamente, sino que también se encuentra en plena madurez interpretativa. Su enigmática belleza, que desciende de la mezcla de sus genes alemanes, holandeses, irlandeses, suecos y suizos, le ha permitido encarnar a los personajes más dispares. Desde a la malvada Catwoman de Batman a la dulce Titania, reina de las hadas, en la adaptación cinematográfica de El sueño de una noche de verano.

Hace poco en la presentación de una de sus últimas películas apuntó algunos de sus trucos para combatir el paso del tiempo. Pfeiffer defiende enérgicamente su descanso cuando no está rodando. Además, ha confesado que habitualmente hace gimnasia y deporte. Dejó de fumar hace ya más de 20 años y reconoce que su genética es determinante para el aspecto deslumbrante que luce. También tiene mucho que ver la estabilidad profesional y personal que la acompañan desde hace años.

null

Es una de las pocas actrices que puede, a los 50, permitirse el lujo de protagonizar sólo las películas que le interesan. Además, tiene un caché que supera los 12 millones de euros en algunos de sus filmes. En lo que a su corazón respecta, lleva desde 1993 casada con el productor David E. Kelley, el artífice de éxitos como Ally McBeal, con quien tiene un hijo en común, John Henry, nacido hace quince años. Aunque la actriz ya aportó otra hija, adoptada, al matrimonio, Claudia Rose. Pero antes de convertirse en madre pasó por la vicaría por primera vez en 1981. El afortunado era Peter Horton, de quien fue su esposa durante siete años. Una vez que se rompió el matrimonio, en 1988, Michelle encontró de nuevo el amor en brazos de Fisher Stevens, a quien estuvo unida durante tres años.

Éstas han sido sus relaciones más conocidas, sin embargo son algunos quienes afirman que ella y John Malkovich vivieron una apasionada historia durante el rodaje de Las amistades peligrosas. Por ninguna de las dos partes se confimó nunca nada. Sin embargo, la artista ha dado detalles acerca de su grupo de amigos íntimos: Cher, Jack Nicholson, George Clooney, Nicole Kidman, Jodie Foster o Martín Scorsese son algunos de los más cercanos. Pero Michelle no sólo puede presumir de tener amigos famosos o estar entre las actrices mejor pagadas.

null

No todo el mundo ha estado nominado tres veces a los Oscar, como ella, ni ha ganado un Emmy. Aunque, sin duda, el reconomiento que más ilusión le hizo fue la estrella de la fama con su nombre en Hollywood Boulevard, que le fue concedida en 2007. Pero en contra de lo que muchos piensen no sólo la tiene por ser una actriz camaleónica como pocas.  Desde que interpretara su primer papel -Alicia en el país de las maravillas, en 1970-  no ha dejado de sorprender a todo el mundo con, por ejemplo, sus magníficas interpretaciones musicales en Grease 2, The fabulous Baker Boys, El príncipe de Egipto y Hairspray.

Más sobre: