Penélope Cruz permanece al lado de Javier Bardem en la clínica alemana de rehabilitación donde permanece ingresado tras ser operado de una hernia discal

La actriz se ha convertido durante estos días en la mejor medicina para su novio

Javier Bardem ha encontrado en Penélope Cruz el mejor remedio para su recuperación. La pareja de actores se encuentra desde hace una semana en Alemania, donde el ganador de un Oscar por No es país para viejos donde el actor fue operado de una hernia discal después de lesionarse durante el rodaje de la película Biutiful en Barcelona.

A diferencia de la discreción e intimidad con la que llevan su relación en España, la pareja se ha mostrado se muestra estos días “de lo más normal” por los pasillos de la clínica de Ratisbona donde Bardem deberá permanecer al menos dos semanas más ingresado.

Las dos estrellas españolas "son muy sencillas", ha afirmado el fisioterapeuta encargado de la rehabilitación del actor, Klaus Eder, en declaraciones a la radio pública bávara, tras confirmar que el actor se encontraba entre su lista de pacientes. "Se sienten bien por aquí, son una pareja sin la menor complicación" añade el fisioterapeuta.


Bardem está deseando recuperarse y en plena recuperación, el actor ya está pensando en el trabajo. Javier se encuentra en negociaciones para participar en la película Eat, Pray, Love, en la que compartiría protagonismo con Julia Roberts y Richard Jenkins. Pero además de que el oscarizado actor se ha puesto en manos de uno de los especialistas con más renombre del país alemán, el actor cuenta con el apoyo incondicional de su novia, Penélope Cruz, según la emisora bávara se encuentra alojada en un hotel del centro histórico de Ratisbona aunque pasa casi todo el tiempo al lado de la cama del actor. En pocos días la actriz comenzará la promoción de su último trabajo, Nine, momento en el que se espera que Bardem este totalmente recuperado.

El actor decidió operarse la semana pasada tras asesorarse por Wohlfahrt, especialista por cuya consulta pasan los internacionales alemanes. Tras ello, se sometió a la operación en el Instituto Internacional de Ciencia Neurológica de Hannover (norte del país) con resultados satisfactorios.

Más sobre: