09 JUNIO 2009

John Travolta escribe una carta para agradecer a sus compañeros el apoyo tras la muerte de su hijo

El actor estadounidense se retiró de la promoción de su nueva película 'The Taking of Pelham 123'

Han trascurrido cinco meses de la muerte de su hijo Jett, de 16 años, sin embargo John Travolta no se recupera de este duro golpe. El actor ha sido el gran ausente de la promoción de su nueva película The Taking of Pelham 123, pero ha querido agradecer a todos sus compañeros el apoyo recibido durante estos duros momentos, a través de un carta publicada en su pagina web

Travolta quiso quiso dar las gracias a Tony (Scout, el director), Denzel (Washington), Luis (Guzmán), John (Turturro), James (Gandolfini) y Sony Pictures "por haberle reemplazado en la promoción del filme y por darle tiempo extra para recuperarse de la pérdida de su hijo". 
El actor a traves de la carta habla de su papel del villano en la cinta, que estrenará el 12 de junio en Estados Unidos, que es el "cerebro máximo del mal". "Como actor este papel me dio la oportunidad de prescindir de todas la limitaciones éticas y morales, y explorar la esencia malvada del personaje".

'Están luchando por volver a la normalidad'
Denzel Washington señaló durante el preestreno de la película en Los Ángeles que la pérdida de John estaba por encima de su aparición en la alfombra roja. "Esto es una película. Es entretenimiento. Él está donde necesita estar", admitió. Su amigo y compañero de reparto ha estado al lado de Travolta durante estos meses. Washington ha asegurado que la familia sigue "luchando" por volver a la normalidad. Ha dicho que suelen hablar por teléfono a menudo y que en una de sus últimas conversaciones, prefirió que fuera Travolta quien hablara para desahogarse. "Más que hablar con él, estuve escuchándole durante dos o tres horas", ha confesado el protagonista de El coleccionista de huesos. "¿Qué más se puede hacer? Sólo estar ahí como un buen amigo. Es una persona muy tierna".

El hijo de Travolta, Jett, falleció repentinamente de un paro cardíaco en una residencia familiar en las Bahamas el 2 de enero. A raíz de la tragedia, el matrimonio se vio sumido en una profunda tristeza y ahora desea encontrar el camino que pueda paliar, de algún modo, su sufrimiento.