Ellos son quienes mejor dan la nota

Johnny Depp, Catherine Zeta Jones, Ewan McGregor, Nicole Kidman o John Travolta nos sorprendieron con su voz en la gran pantalla

by hola.com

Cabaret, Cantando bajo la lluviaWest Side Story... todas ellas figuran en las páginas doradas de la historia del Cine por ser algunos de los musicales que marcaron un antes y un después dentro del séptimo arte. En noviembre de 2009, llegará hasta nuestras pantallas Nine, una nueva película en forma de musical que promete ser una de las protagonistas de la cartelera y que vuelve a centrar la atención del espectador en este género que a tantos ha cautivado a lo largo del tiempo.

En Nine, el director Rob Marshall ha contado con grandes actrices. Marion Cotillard, Judi Dench, Kate Hudson, Sophia Loren, la cantante Fergie y Penélope Cruz, nuestra actriz más internacional, protagonizan esta nueva cinta, junto a Daniel Day Lewis. Completa el elenco Nicole Kidman, que ya tenía experiencia en esto de los musicales, pues pudimos escuchar su voz en Moulin Rouge! (2001), junto a la de Ewan McGregor.

Si echamos la vista atrás, vemos que otro de los grandes éxitos de los últimos años ha sido Chicago (2002), que también contó con la dirección de Rob Marshall y logró acaparar multitud de premios, entre ellos, el Oscar a la Mejor película de ese año. En esta ocasión, pudimos ver a Catherine Zeta-Jones, que ganó el Oscar a la Mejor Actriz de Reparto, Renée Zellweger, candidata a la estatuilla a la Mejor Actriz, y Richard Gere.

Johnny Depp fue otro de los que dejó a más de uno con la boca abierta y la sangre helada en la película Sweeney Todd (2007). Una vez más, se puso en manos de su adorado Tim Burton, y el excéntrico director consiguió que su actor fetiche cantara como todo un profesional. Complicadas letras y una caracterización que tardaba horas en materializarse no fueron impedimento para que el siniestro barbero de la Calle Fleet entonara, con acierto, piezas musicales que enamoraron al personaje interpretado por Helena Bonham Carter, la coprotagonista.

Una dama mucho menos convencional es la protagonista de Hairspray (2007), bajo la cual se escondía, en realidad, John Travolta. Sus compañeras de reparto, Michelle Pfeiffer y Queen Latifah, le pusieron el listón muy alto pero el actor retomó su faceta de cantante y bailarín de su época juvenil. Grease y Fiebre del sábado noche lo convirtieron en un sex symbol a escala internacional y hace poco volvía a demostrar que sigue siendo el rey de la pista.

Pero no todos los musicales tienen una estrella tan consagrada. Y como prueba valdría uno de los últimos éxitos de taquilla entre los más jóvenes. La saga High School Musical (2006) ha convertido al jovencísimo actor Zac Efron en todo un ídolo de masas. Esta promesa del cine compartió románticas canciones con su compañera de reparto, Vanessa Hudgens, y tantas horas de trabajo juntos los convirtieron en una de las parejas más admiradas de la vida real.

 Aunque para historias dulces y con finales muy muy felices no hay más que volver a ver dos exitos como Mary Poppins (1964) y Sonrisas y Lágrimas (1965), protagonizadas ambas por una encantadora Julie Andrews. La talentosa actriz se consagró en los años sesenta como una de las grandes estrellas del género musical. En ambas películas, ya sea en la piel de una niñera o en el de una joven monja, resolvió con soltura el reto de convertirse en una particular heroína de voz melodiosa.

Más sobre: