Lydia Bosch se enfrenta al peor momento de su vida

Ha denunciado a su marido, Alberto Martín Caballero, por un presunto delito de abuso contra una menor. El caso sigue abierto y Alberto Martín deberá presentarse todos los meses ante la policía hasta que se celebre el juicio dado que la denuncia ha sido admitida

Lydia Bosch, una de las más queridas y respetadas actrices del cine español, atraviesa sin duda por el momento más duro de su vida. A la definitiva ruptura de su matrimonio con Alberto Martín Caballero, cuyo proceso de divorcio contencioso ya había sido iniciado el 17 de abril, se sumó el pasado martes la dramática noticia de que la popular actriz, madre de tres niños menores de edad, había denunciado a su marido por abuso contra una menor. Aunque la titular del juzgado nº1 de primera instancia e instrucción de Pozuelo de Alarcón acordó la puesta en libertad de Alberto Martín Caballero sin medidas cautelares, denegando la solicitud de alejamiento que reclamaba Lydia Bosch en calidad de tutora de la menor, las diligencias de investigación siguen abiertas, dado que la denuncia ha sido admitida.

Ante la creciente repercusión mediática del caso, la abogada de Lydia, Susana Moya Medina, emitió el pasado jueves el siguiente comunicado: "En mi condición de Abogada de Doña Lydia Boquera de Buen (conocida como Lydia Bosch) y ante las noticias que han aparecido en los medios de comunicación, relativas a cierta información sobre la vida familiar de la misma y que es de una gravedad extrema, les ruego encarecidamente procedan a la publicación y difusión del siguiente comunicado:

1-Los datos que se han venido publicando en los medios de comunicación son de una veracidad desigual, mezclándose conjeturas con hechos reales.
2-Quiero confirmar mediante este comunicado que en efecto la Sra. Bosch se vio en la necesidad de presentar demanda de medidas provisionales previas a la demanda de divorcio contra Don Alberto Martín Caballero; demanda que ha sido admitida a tramite por el Juzgado correspondiente, habiéndose señalado la comparecencia en fechas próximas.
3-Igualmente es cierto que mi cliente ha presentado denuncia contra Don Alberto Martín Caballero por la supuesta comisión por parte del mismo de un delito de abuso que dio lugar a la apertura de las correspondientes diligencias previas de procedimiento abreviado. Practicadas las primeras diligencias de instrucción, en el día de ayer -29 de abril de 2009- se ha dictado Auto por el Juzgado de Instrucción nº 1 de los de Pozuelo de Alarcón acordando la libertad PROVISIONAL del Sr. Martín Caballero que debe COMPARECER APUD ACTA EN DICHO JUZGADO los días 1 de cada mes. Es decir no se ha archivado la denuncia, sino todo lo contrario.
4-A partir de estos hechos ciertos, mi cliente les ruega que toda información que sea publicada, si ha de serlo, se haga con el máximo respeto hacia todas las personas afectadas ya que, cada una de las informaciones que se publiquen pueden llegar a sus tres hijos QUE SON MENORES DE EDAD, y su prioridad es que ellos no se vean afectados además de por la situación familiar, por noticias o comentarios irrespetuosos acerca de sus padres.
5-No se harán por parte de Doña Lydia Bosch más manifestaciones ya que se trata de temas absolutamente privados y que han de ser resueltos por los Tribunales únicos que disponen de los datos necesarios para dictar las resoluciones correspondientes y cuya independencia es la máxima granita para los ciudadanos.
6-Finalmente la Sra. Bosch les agradece por adelantado el cariño, el respeto y la compresión que siempre le han brindado.

Veinticuatro horas después era la parte de Alberto Martín Caballero la que hacía público un comunicado:
"El Equipo Jurídico que defiende los intereses de D. ALBERTO MARTÍN CABALLERO, actuando en su nombre, ante la pluralidad de informaciones inciertas aparecidas en la prensa tras su improcedente detención y como consecuencia de los comunicados realizados por la representante legal del actor Micky Molina y la defensa de Doña Lydia Boquera de Buen, manifiesta que:
1.Niega rotundamente la veracidad de los hechos imputados, falsedad que ya se ha puesto de manifiesto en el procedimiento tramitado como consecuencia de la calumniosa denuncia interpuesta por Dña. Lydia Boquera de Buen. La constatación judicial de la falta de solvencia de los hechos denunciados, consistentes en **************** ( por protección y respeto a la menor omitimos esta parte del comunicado) HACE CINCO AÑOS, ha tenido como consecuencia:a. La inmediata puesta en libertad sin fianza de D. ALBERTO MARTIN CABALLERO.b. La denegación expresa de las medidas cautelares exclusivamente solicitadas por la denunciante, resaltando que dicha denegación fue apoyada por el Ministerio Fiscal.c.- El reconocimiento judicial expreso en las resoluciones dictadas de la veracidad de lo manifestado por D. ALBERTO MARTÍN CABALLERO consistente en:·La constatación de desavenencias entre el denunciado y la madre que, a fecha de interposición de la denuncia, ya se encontraban inmersos en un proceso de divorcio contencioso iniciado por la denunciante en fecha 17 de abril de 2009.·La evidente existencia de un trasfondo sobre la resolución del procedimiento de familia iniciado por la denunciante tras haberse roto las negociaciones encaminadas a la solución consensuada de la crisis familiar.·La denuncia ha sido interpuesta ante la negativa de D. ALBERTO MARTÍN CABALLERO a firmar un convenio regulador manifiestamente abusivo.
2.Reafirma la vigencia del derecho constitucional a la presunción de inocencia, motivo por el exigimos que los medios de comunicación no se hagan eco de información no contrastada que perjudica el honor y la imagen de D. ALBERTO MARTÍN CABALLERO y afecta gravemente a toda su familia.
3.Toda vez que existen menores involucrados en las actuaciones judiciales, reclama el máximo respeto y cautela a la hora de realizar pronunciamientos que puedan afectar a cualquiera de ellos.
Ante las patentes agresiones del derecho al honor de D. ALBERTO MARTÍN CABALLERO, este Equipo Jurídico está trabajando en la interposición de la pertinente querella encaminada a reparar la injusta situación padecida por su cliente y los perniciosos efectos que el atropello de sus derechos ha tenido en un profesional de reconocido y consolidado prestigio en el campo de la arquitectura. En igual sentido, cualquier nuevo ataque a su honor, a la intimidad o la propia imagen de nuestro cliente, sus hijos o su familia, será combatido con firmeza mediante las acciones legales pertinentes".

Por su parte, la abogada Teresa Bueyes, representante legal del actor Micky Molina, ha hecho llegar a los medios el siguiente comunicado:
"En mi condición de abogada de D. Miguel Molina Tejedor y ante las últimas informaciones aparecidas en la prensa que apuntan a presuntos abusos cometidos por D. Alberto Martín les ruego encarecidamente que den lectura al siguiente comunicado:
1º) Que la hija común de D. Miguel Molina y Dª Lydia Bosch es menor de edad por lo cual exigimos el máximo respeto, siendo deseo de su padre preservar a la menor de todo tipo de sensacionalismo o comentario carente de rigor que no haya sido contrastado directamente por la familia.
2º) D. Miguel Molina se encontraba en Fuerteventura por motivos profesionales cuando ha recibido el imapcto de la brutal noticia. En el día de hoy regresará a Madrid con caracter de urgencia siendo su intención ejercer todas las acciones legales que le amparan en Derecho a fin de personarse como acusación particualr contra D. Alberto Martín para la salvaguardia de los derechos de su hija.
3ª) Mi representado, a pesar de no tener contacto alguno con Dª Lydia Bosch, tiene la patria potestad compartida de la hija común con aquella no habiéndose desvinculado jamás del cariño que profesa a su hija y que es común a toda la familia Molina, siendo su expreso deseo que exista colaboración por parte de todos en la consecución del bienestar de la menor".

Así las cosas, con una denuncia interpuesta por la vía penal por un delito de abuso contra una menor, cuyas diligencias continúan abiertas a la espera de juicio, se impone la máxima cautela, respeto y delicadeza a la hora de informar sobre esta situación. No debemos olvidar que se trata de un proceso en el que hay menores de edad involucrados, y que éstos están, en todo caso, amparados por la ley.

Más sobre: