Zoë Kravitz, la hija de Lenny Kravitz y Lisa Bonet, sigue los pasos de sus famosos padres

A sus 20 años es una de las jóvenes promesas del cine y ya ha trabajado con actores de la talla de Catherine Zeta Jones o Jodie Foster

A pesar de su juventud, apenas tiene 20 años, Zoë Kravitz se perfila cada vez más como uno de los iconos juveniles de los próximos años. Es una digna heredera de la estética y la fuerza rockera de su padre, el cantante Lenny Kravitz, y de las dotes interpretativas de su madre, la actriz Lisa Bonet, que se hizo famosa en los ochenta por protagonizar El Show de Bill Cosby.

Su rostro se está convertiendo en habitual de las alfombras rojas y se codea con las celebrities de medio mundo gracias a su pasión por la moda. No es extraño verla en las primeras filas de la Semana de la Moda de Nueva York o Milán, donde se pone al día en las últimas tendencias. No en vano, ha sido elegido por la versión adolescente de Vogue (Teen Vogue), como una de las famosas mejor vestidas.

Pero si en algo está centrada Zoë es en su carrera cinematográfica. Por el momento puede presumir de haber trabajado con el rapero Jay-Z (marido de Beyoncé) en el videoclip I know y con actrices como Catherine Zeta Jones o Jodie Foster. En la actualidad se encuentra en Nueva York rodando su quinta película, Twelve. En lo que a su vida sentimental se refiere, aún no han trascendido muchos detalles, aunque ya hay publicaciones que la relacionan con el también actor Ben Foster.

Más sobre

Regístrate para comentar