Mel Gibson sorprende de la mano de su novia en un estreno en Hollywood tras anunciar su divorcio

Con una amplia sonrisa, el actor, de 53 años, se mostró feliz y enamorado de su nueva pareja, la cantante rusa y ex novia de Timothy Dalton, Oksana Grigorieva, de 39 años, en la premiere de 'X-Men' en Los Ángeles

Su divorcio asombró en Hollywood, pero su reaparición de la mano de su novia no deja de sorprender cuando apenas se cumplen dos semanas del anuncio oficial de su divorcio. Mel Gibson, de 53 años, parece no querer perder el tiempo y ya ha presentado a su novia, la cantante rusa Oksana Grigorieva, de 39 años, en el estreno de X-Men Orígenes: Lobezno en Hollywood. De la mano y compartiendo miradas, confidencias y gestos cómplices, la pareja llegó al teatro chino de Los Ángeles, invitados por Hugh Jackman, protagonista y coproductor del filme.

"Mel ha estado soltero durante casi tres años es bonito verle ahora salir y divertirse", apunto el representante de Gibson. Bien es cierto que Mel Gibson no es amigo de prodigarse en las fiestas o estrenos de Hollywood, quizá por ello su aparición junto a la cantante ha marcado un antes y un después en esta relación y quiera afianzar su romance y dar por zanjadas todas aquellas especulaciones sobre posibles novias del actor.
Oksana Grigorieva estuvo saliendo con la estrella Timothy Dalton hasta hace dos años y tienen un hijo en común, Alexander, de once años, con el que vive en una casa en Sherman Oaks, California, una propiedad que podría estar vinculada a la productora de Mel.

El divorcio más caro de Hollywood
Mel Gibson estuvo casado durante veintiocho años con Robyn Moore, con quien tuvo siete hijos. Juntos formaban un matrimonio unido y volcado en los valores de la familia. Hace ya algún tiempo que el matrimonio de Mel Gibson y Robyn Moore se había convertido en la crónica de una ruptura no anunciada, y tan discreta como lo fueron sus años más felices juntos. Casados desde junio de 1980, se separaron hace tres años (agosto de 2006), la misma época en la que el actor comenzó a aparecer en las portadas de los tabloides, y no precisamente por sus películas: fue detenido en Malibú acusado de conducir bajo los efectos del alcohol, y en pleno ataque de verborrea, protagonizó un notorio incidente al borde de la carretera al hacer comentarios antisemíticos, por los que más tarde se disculpó. Pero ha sido ahora cuando la esposa de Mel Gibson decidió poner punto y final a su matrimonio a raíz de que salieran unas imágenes de Mel con una atractiva morena Oksana Grigorieva durante unas recientes vacaciones en Costa Rica, donde el actor tiene una casa. Ahora el actor y su todavía esposa pueden convertirse en protagonistas del divorcio más caro de la historia de Hollywood, en una dura batalla ante los Tribunales, en la que estarían en juego 700 millones de euros.

Más sobre: