Escándalo mundial por la supuesta venta de Rubina Ali, la pequeña estrella de 'Slumdog Millionaire'

El padre de la niña niega las acusaciones publicadas en un periódico británico que aseguran que habría puesto precio a su hija y habría intentado venderla por 220.000 euros

Pese al gran éxito mundial de Slumdog Millionaire, sus pequeños protagonistas no han tenido tanta suerte como cabía esperar. Tanto Rubina Ali, de nueve años, como Azharuddin Ismail, de diez, han conocido de primera mano la cara y cruz de la fama cuando hay miseria de por medio. Días después de volver a la cruda realidad de uno de los barrios de chabolas más pobre de Bombay, Azharuddin Ismail sufrió una paliza por parte de su padre ante las cámaras, por negarse a conceder una entrevista diciendo que estaba cansado del viaje. Ahora, semanas después, se ha desatado la polémica por un hecho aún más grave. El padre de Rubina Ali ha puesto precio a su hija y ha intentado venderla por 200.000 libras, alrededor de 220.000 euros, según el semanario sensacionalista británico News of the World. Rafi Qureshi, padre de Rubina, está siendo investigado por la policía de la India.

'¡Es una niña de Oscar!'
Todo comenzó cuando unos periodistas de la publicación tendieron una trampa al padre de Rubina haciéndose pasar por jeques árabes que quería adoptar a Rubina a cambio de dinero. Se citaron en un hotel con el padre y el tío de la pequeña actriz y mientras negociaban su adopción, un vídeo lo grabó todo. El progenitor insistía en que su hija es especial porque "es una niña de Oscar" y se quejaba de que apenas había obtenido beneficios económicos por su fama. En ningún momento se interesó por cómo iba a ser la vida de la niña con su nueva familia.

Tras ser publicado el reportaje y las fotos del encuentro, el padre de Rubina ha desmentido todo: "Me dijeron que la esposa de un jeque quería a la niña. Yo dije que no puedo dar a mi hija. Ellos hablaban en inglés. No entendí nada y sólo dije que sí a todo. Nunca pensé que iba a crear tanta controversia". Asegura que la voz del vídeo que pide la suma de dinero no es suya.

La madre y la madrastra, a golpes
La policía ha tomado declaración al padre de Rubina y también a la madre, divorciada de Qureshi desde 2001, que exige que castiguen al padre de la niña y a su actual mujer por intentar vender a la pequeña. Por si fuera poco, la madre biológica y la madrastra de la pequeña se han enfrentado a golpes ante las cámaras en el poblado de Bombay en el que todavía residen, a pesar de que el gobierno indio dijo que les entregaría casas nuevas tanto a Azhruddin Mohammed como a Rubina Ali, como recompensa por el éxito de la película en los Oscar. Al margen del escándalo, Rubina, que ya ha protagonizado un anuncio junto a Nicole Kidman por el que ha cobrado 2.000 euros, se prepara para su próxima película en Bollywood ¿Quién ha visto el mañana? .

Más sobre: