Uno de los gemelos de Charlie Sheen, nacido hace quince días, aún permanece ingresado

En un comunicado, se desmienten los rumores que apuntaban a un problema cardiaco

Quince días después de que nacieran sus dos gemelos, Charlie Sheen y Brooke Mueller aún no han podido llevar a uno de los niños, Max, a casa. Según ha confirmado el representante del actor, Stan Rosenfield, el bebé no padece ninguna dolencia cardiaca tal y como se ha dicho en varios medios recientemente. "Max, hijo de Charlie y Brooke, permanece en el hospital a causa, no de un problema cardiaco como se ha dicho, sino porque no ha cogido el peso necesario para abandonar la clínica. Se espera que Max alcance pronto el peso requerido y se una a su hermano en casa".

El propio Charlie ha comentado, con humor, que a su hijo no le gusta la comida que le dan en el hospital (que popularmente se dice que no es muy buena). "Este problema es común en los niños que han nacido antes de la fecha esperada. Conozco a mucha gente a la que no le gusta la comida del hospital, pero no me había dado cuenta de que pasaba con personas tan jóvenes". Max y Bob nacieron el pasado 14 de marzo y colmaron la felicidad de la pareja, que se casó en mayo de 2008.

Aunque estos son los primeros hijos para Brooke, Charlie Sheen suma ya cinco "retoños": Cassandra, de 24 años, nacida de su relación con Paula Profit, y Sam, de cuatro, y Lola, de tres, fruto de su matrimonio con Denise Richards, de quien se separó en 2006.

Más sobre: