Antonio Banderas y Melanie Griffith llegan a Málaga para disfrutar de la Semana Santa

Los actores ya están en la ciudad con su hija Stella del Carmen

No falla ni un año. Por estas fechas, Antonio Banderas deja el ajetreo de Hollywood para volver a casa, a su tierra malagueña, y sumergirse de lleno en el espíritu de la Semana Santa. Siempre sale en procesión como Mayordomo del Trono de la Virgen de las Lágrimas y Favores, a la que le profesa una gran devoción, ante la atenta mirada de su familia. Aunque faltan aún varios días, el intérprete, que ya está en Málaga, asistió a una recepción en el ayuntamiento en la que coincidió con la baronesa Thyssen, su hijo Borja y su nuera Blanca, que acababan de visitar las obras del futuro museo que llevará su nombre.

Mientras él atendía este compromiso, su mujer Melanie Griffith y la hija de ambos Stella del Carmen volaban hacia la ciudad andaluza, donde aterrizaron por la tarde. De nuevo, ellas se mezclarán con el público y contemplarán los pasos que volverán a recorrer las calles. El año pasado estas fueron unas fechas muy emotivas para Antonio porque sólo dos meses antes había perdido a su padre José, muy importante para él y que seguramente de nuevo volverá a estar muy presente en su pensamiento.

Tras este descanso, Banderas retomará su ajetreada agenda de trabajo, aunque sin moverse de España, donde se meterá en la piel del pintor Salvador Dalí para una nueva película. Tal vez aproveche su estancia en nuestro país para visitar además los terrenos de Villalba de Duero y Nava de Roa, en la Ribera del Duero, donde acaba de adquirir la mitad de una bodega que se bautizará como Anta Banderas.

Más sobre: