Jessica Alba y Cash Warren, felices en su rol de padres, ya quieren otro bebé

La pareja asistió a una gala en el Museo de Historia de Nueva York, en la que coincidieron con Milla Jovovich

Desde hace nueve meses la bella actriz Jessica Alba se ha vuelto inseparable de su hija, Honor Marie, sin importarle que su carrera como actriz haya pasado a un segundo plano. En una de sus escasas salidas nocturnas, la estrella y su marido, el productor Cash Warren, asistieron a una gala celebrada en el Museo de Historia Natural de Nueva York. Muy elegante y con el espléndido físico que la hizo famosa -gracias a una maravillosa faja que le ayudó a recuperar su figura tras dar a luz, tal y como manifestó la propia Jessica, se paseó del brazo de su marido, Cash, por la fiesta y coincidió con su amiga Milla Jovovich, con quien trabajó para la firma Miu Miu.

Cuando aún no ha pasado ni un año del nacimiento de Honor, el matrimonio ya se plantea aumentar la familia. De hecho, la pareja al parecer lo tiene todo planificado y desean que la buena noticia llegue a finales de año.
Hace poco Alba confesó que la maternidad había sido para ella una de las mejores experiencias de su vida, aunque reconoció que el parto fue bastante duro. Eso sí, tras ver la cara a su pequeña, se olvidó de todo. Su niña es "lo que más me ha llenado de todo lo que ha hecho" y tenerla entre sus brazos, "fue la experiencia más profunda".

Reincorporada al trabajo, la estrella de ha rodado la película An invisible sign of my own, ahora está inmersa en la grabación de The Killer Inside Me, con Casey Affleck, y tiene otro proyecto: la segunda parte de la taquillera Sin City, junto a Clive Owen y Rosario Dawson. Todo ello antes de volver a ser mamá.

Más sobre: