Amigos y familiares dan el último adiós a Natasha Richardson

Sarah Jessica Parker y Matthew Broderick, Ralph Fiennes, Uma Thurman y Arpad Busson, Rupert Everert o Lauren Bacall acompañaron a Liam Neeson en su día más triste

Con su marcha, Natasha Richardson ha demostrado que no sólo fue una gran actriz sino una estupenda amiga de sus amigos. Ayer, su cuerpo fue trasladado a la Asociación Histórico Americano-Irlandesa de Nueva York. Su marido, Liam Neeson, ya comentó el mismo día de su muerte que tendría lugar un sepelio al más puro estilo irlandés.

Pero el famoso actor no ha estado sólo en estos días tan duros. Numerosos compañeros de profesión han querido arroparlo. Sarah Jessica Parker y Matthew Broderick se fundían en un emotivo abrazo con el protagonista de La lista de Schindler. Hasta el velatorio también se acercaron los actores Lauren Bacall, Ralph Fiennes y Rupert Everert. Especialmente apenada se mostró Uma Thurman y su novio, Arpad Busson, ataviados de riguroso negro. Aunque, sin duda, Vanessa Redgrave, madre de la actriz y Joely Richardson, hermana de Natasha fueron quienes se mostraron más emocionadas durante el velatorio.

Junto a ellas estuvo su viudo, Liam Neeson, que estaba abatido por el dolor y no podía disimular su pena, a pesar de estar acompañado por sus dos hijos, Michael, de 13 años, y Daniel, de 12. Con su muerte, Natasha deja un profundo vacío, difícil de llenar, en la vida de ambos adolescentes y en la de Neeson, con quien hubiera cumplido 15 años de matrimonio el próximo 3 de julio.

Una canción hecha a su medida
Sarah Jessica Parker rindió su particular homenaje a Natasha Richardson recordándola con una canción de Cole Porter. "Cada vez que decimos adiós, muero un poco. Cada vez que decimos adiós, me pregunto por qué un poco". Con este fragmento musical trazaba la mejor semblanza de su querida amiga. "Es como si el autor estuviera hubiera puesto por escrito los sentimientos de todo aquel que tuvo el enorme privilegio de conocerla, trabajar con ella o amarla".

Dos días después de su muerte, ni las palabras de ánimo ni los gestos de cariño de amigos y familiares parecen suficiente para levantar un poco el ánimo de su viudo. Según afirman quienes lo rodean, se encuentra desorientado, en estado de shock y apenas quiere hablar de su esposa. Natasha Richardson murió a causa de un coágulo en la meninge producido por un fuerte golpe en la cabeza, según confirmó una portavoz de la oficina de medicina forense de Nueva York.

Más sobre: