La gran noche madrileña de Pedro Almodóvar y Penélope Cruz

Amigos como Bibiana Fernández, Rossy de Palma, Lola Dueñas y los Bardem, casi al completo, acompañaron al equipo de la nueva película del director manchego en su esperado estreno

Madrid se vistió anoche de gala. Y no era para menos. Pedro Almodóvar presentaba su última película, Los abrazos rotos, en la capital. Cerca de 1.700 invitados no quisieron perderse la gran cita, que tuvo lugar en el cine Proyecciones de la calle Fuencarral. El director manchego estuvo acompañado por todos los actores de la película. José Luis Gómez, Lluis Homar, Ángela Molina, Blanca Portillo y, cómo no, la gran protagonista de la cinta, Penélope Cruz.

Poco a poco, el cine fue llenándose con los rostros más conocidos de la televisión y del cine, convirtiendo la alfombra roja en un auténtico desfile. Eduardo Noriega, Fele Martínez, Imanol Arias y su mujer, Pastora Vega, José Toledo, Fernando Tejero, Emma Suárez, Arturo Valls, María Botto, Álex de la Iglesia, Cayetana Guillén Cuervo y la presidenta de la Academia Ángeles González-Sinde no quisieron perderse el estreno. En torno a las diez menos cuarto de la noche hacían aparición las 'incondicionales' de Almodóvar. Rossy de Palma, Marisa Paredes, Chus Lampreave y Bibiana Fernández, acompañada por Asdrúbal acudieron para estar junto al director en tan importante noche.

Los Cruz y los Bardem casi al completo
Acudieron los rostros más conocidos de series como Los hombres de Paco, Amar en tiempos revueltos, El internado y Sin tetas no hay paraíso. Michelle Jenner, Kira Miró, que lució un elegante vestido largo rojo, Miguel Ángel Silvestre, Elena Ballesteros, Amaia Salamanca, Dafne Fernández y Elena Furiase, completaron la lista de la nueva generación de actores. El mundo de la música y de la moda estuvieron también presentes. Pudimos ver a Bimba Bosé, al dúo Amaral, la cantante Bebe, Concha Buika, Alaska, junto a su marido, Mario Vaquerizo, el modisto David Delfín y Eugenia Silva.

Como no podía ser de otra forma, Penélope Cruz, que lució un bonito vestido negro de L’Wren Scott, estuvo arropada por los miembros de su familia, que aunque llegaron separados, no la dejaron sola en su gran noche. Además, otra de las grandes familias del cine español quiso arropar a nuestra actriz más internacional. Los Bardem acudieron casi al completo. Sólo faltó Javier. Su hermano, Carlos, posó junto a su madre. Junto a ellos llegó Dafne Fernández, que prefirió mantener las distancias en el photocall.

Boris Izaguirre, Manuel Bandera, José Toledo, Blanca Romero, Massiel y Myriam Díaz Aroca también quisieron unirse a esta gran cita con el cine. Tras la proyección de la película, la velada se prolongó hasta altas horas de la madrugada. Todos los invitados salieron del cine dirección al Círculo de Bellas Artes, donde la fiesta no hizo más que comenzar.

Más sobre: