Jane Fonda recuerda a Natasha Richardson en su blog: 'Es muy duro imaginar lo que debe estar pasando su familia. Mi corazón está muy triste'

Judi Dench, Sam Mendes y Lindsay Lohan también han mostrado su dolor por la muerte de la actriz

Aún no ha pasado un día desde su muerte y las muestras de cariño hacia la actriz y condolencias hacia su familia no se han hecho esperar en el mundo del cine y el teatro. Natasha Richardson, esposa de Liam Neeson, perdía ayer la vida, a los 45 años, en un hospital de Nueva York. Esta noche la comunidad de Broadway le rendirá su particular homenaje apagando las luces del teatro en el mismo día que una de sus estrellas dejó de brillar.

Hoy sus compañeros de escena muestran su tristeza por su desaparición. La actriz Judi Dench, que coincidió con ella en la serie de televisión Ghosts, la recordaba diciendo: "Brillaba de una forma que pocas veces he visto y tenía un gran sentido del humor. Era una magnífica actriz y destacaba tanto en el cine como en el teatro".

También Jane Fonda ha rendido un sentido homenaje a su compañera en el filme Julia en su propio blog: "La primera vez que la conocí era una chiquilla, pero ya era guapa y elegante. No me sorprendió que llegara a ser una actriz de inmenso talento. Y es muy duro imaginar lo que debe estar pasando su familia. Mi corazón está muy triste".

Referente de varias generaciones
A pesar de su edad, Natasha Richardson influyó con su talento tanto en las trayectorias de estrellas consagradas como en las nuevas promesas del séptimo arte. Lindsay Lohan fue una de las actrices que coincidió con ella en Tú a Boston y yo a California, comedia que catapultó a una joven Lindsay a la fama. "Ella fue una magnífica mujer y actriz y me trató como si fuera su propia hija. Mi corazón está junto a su familia. Es una trágica pérdida", declaraba cuando se enteró de la triste noticia.

El último en sumarse a la lista de amigos desolados por el fallecimiento de Natasha ha sido Sam Mendes, quien la dirigió en la versión teatral de Cabaret. El marido de Kate Winslet la definía diciendo: "Ella tenía lo mejor de su madre y de su padre -también actores-. La enorme profundidad y fuerza emocional de una gran actriz, por una parte, y la inteligencia y la objetividad de un inolvidable director, por la otra". El director, además, ha recordado a Natasha a nivel humano: "Era una madre increible, una amiga leal y la mejor y más generosa anfitriona que pudieras imaginar. Resulta imposible creer que esta mujer llena de talento, valiente, tenaz y maravillosa se haya ido".

Más sobre: