Julia Roberts, un año después la novia de América vuelve a pisar con fuerza la alfombra roja

La artista protagoniza Duplicity junto a Clive Owen, su primer estreno desde La guerra de Charlie Wilson en 2007

En los últimos años sus apariciones en la gran pantalla han sido tan escasas que se la echaba de menos sobre la alfombra roja -su último estreno fue La guerra de Charlie Wilson, en 2007, junto a Tom Hanks-. Por eso estos días la tournée de Julia Roberts por diversas ciudades europeas para presentar la cinta Duplicity ha despertado tanta expectación. Elegante y sobria, la artista ha demostrado que por ella no pasa el tiempo y que lleva a la perfección sus cuarenta y un años. El negro fue el color elegido para varias de sus citas con el público: un traje pantalón de Dolce & Gabanna, combinado con el pelo recogido, o un vestido largo con los hombros al descubierto y su melena suelta fueron los modelos con los que recordó que sigue siendo aquel rostro que encandiló a medio mundo en Pretty woman.

Y es que, aunque no puede evitar que la asocien con ese personaje, en esta ocasión se mete en la piel de una espía y vuelve a formar pareja artística con Clive Owen, con quien ya trabajó en 2004 en Closer. A pesar de que estaba "entre amigos" y de que tiene sobrada experiencia ante las cámaras, Julia estaba muy nerviosa en el estreno mundial en Londres, según ella misma aseguró: "Hice tres cambios diferentes de traje antes de salir esta noche, estaba muy nerviosa".

En los últimos años, la novia de América, como se la bautizó en su momento, se ha volcado de lleno en su gran papel: el de esposa y madre. Junto a Danny Moder, con quien se casó en 2002, ha tenido a sus tres hijos, los mellizos Phin y Hazel, de cuatro años, y Henry, que tiene casi dos.

Más sobre

Regístrate para comentar