La Unión de Actores deja sin premio a Penélope Cruz y Miguel Ángel Silvestre

La oscarizada actriz fue la gran ausente en una noche donde la película Camino fue la gran triunfadora

Con el recuerdo de los Goya aún en la memoria se celebró anoche en el teatro Cirque Price de Madrid la XVIII edición de los Premios de la Unión de Actores, unos galardones que cada año otorgar los propios actores a aquellos 'colegas' de profesión que han destacado pro su trabajo, bien el cine, la televisión o el teatro.

En una gala donde el mundo del circo fue el telón de fondo, los nombres que más resonaron fueron los de los interpretes de la película Camino, que sin duda se convirtió, tal y como hiciera en los premios Goya, en la gran triunfadora de la noche. El largometraje de Javier Fresser se llevó cuatro galardones entre los que figuraban el de mejor actor protagonista, Mariano Venancio, mejor actriz protagonista, Carmen Elías, mejor actor secundario, Jordi Dauder, quien hizo una emotiva mención al recién fallecido Pepe Rubianes, y mejor actriz de reparto, Lola Casamayor.

Después de un año lleno de reconocimientos y tras haber conquistado un Oscar, a Penélope Cruz, gran ausente en la gala, se le escapó el premio de mejor actriz secundaria por Vicky Cristina Barcelona, siendo su 'adversaria' Ana Wagener la vencedora. En cuanto a Maribel Verdú y Raúl Arévalo se volvió a repetir la historia y una vez más se marcharon con las manos vacías a casa, siendo José Ángel Egido el premiado por Los Girasoles Ciegos.

Respecto a la televisión, los grandes protagonistas fueron Concha Velasco y Pepe Viyuela alzándose con los galardones a mejores protagonistas por Herederos y Aída, respectivamente. El premio mejor actor secundario fue para Félix Gómez, mientras que el de mejor actriz secundaria, fue para Ana Labordeta por su papel en Amar en tiempos revueltos. En cuanto a los galardones al mejor actor y a la mejor actriz de reparto recayeron en Luis Varela por Camera café y Berta Ojea por La Señora, respectivamente. Fue con estos premios cuando el tema de la 'crisis' se convirtió en el centro del discurso al dedicar el actor Pepe Viyuela su premio a 'todos los artistas en paro'.

Uno de los grandes favoritos para alzarse con el premio de actor revelación era Miguel Ángel Silvestre, que a pesar de haber conquistado a miles de adolescentes, y no tan adolescentes, con su personaje de 'El Duque' en la serie Sin tetas no hay paraíso, vio como el premio al que estaba nominado iba a parar a las manos de Roberto Álamo, por su actuación en Urtain.

En cuanto a las tablas los actores que se alzaron con el reconocimiento de sus compañeros de profesión fueron Jon Crossa como mejor actor protagonista por Sweeney Todd y por la Tortuga de Darwin. Sin embargo el momento más emotivo y aplaudido de la noche fue la entrega del premio 'Toda una vida', que fue para María Asquerino, quien a pesar de 'jurar' que no lloraría vio como sus lágrimas recorrían su rostro sin poder controlarlas. "Vale la pena retirarse por esta ovación" confesaba sobre el escenario la actriz de 83 años.

Además, en una noche que celebraba especialmente el papel de la mujer en el cine, el teatro y la televisión, el programa de TVE Versión Española recibía el Premio Especial, mientras que la Mención de Honor Mujeres en Unión recaía en Teatro Yeses, que dirige Elena Cánovas en el Centro Penitenciario de Madrid I Mujeres en Alcalá de Henares (Madrid).

Más sobre: