Tom Cruise y Katie Holmes enseñan Japón a Suri

'Su hija es superbonita, su nombre es divertido –Suri significa carterista en japonés- pero ella es preciosa', comentó una de las admiradoras del actor, cuya visita es para promocionar su último filme 'Valkiria'

El motivo de no acudir a los Oscar tuvo que ver con el rodaje de The Extra Man y su vida familiar. Así lo aclararon Tom Cruise y Katie Holmes a su llegada al Aeropuerto Internacional de Narita, al este de Tokio. Concluida la grabación de la película de Katie en Nueva York, la familia Cruise hizo las maletas y puso rumbo a Japón para promocionar el filme de Tom, Valkiria, que se estrenará allí el 11 de marzo.

En el aeropuerto les esperaba un helicóptero que les trasladó al hotel donde se alojaban y así evitar el tráfico caótico de la ciudad. Los tres protagonizaron una estampa muy familiar nada más pisar suelo asiático: Katie llevaba en brazos a Suri, que por primera vez visitaba Japón, y Tom, sin perder la sonrisa, recibía infinidad de regalos para su hija, entre ellos un elefante de peluche que un fan regaló a la pequeña. A pesar de las 18 horas de vuelo, se mostraron muy amables saludando a los cientos de admiradores que aguardaban la llegada de uno de los actores más admirados del país del sol naciente. De hecho, fue la primera estrella extranjera en dejar sus huellas en Tokio en el año 2004 y curiosamente en 2006 pasó a formar parte del calendario nipón, aunque no es de un modo oficial, pero allí se considera el 6 de Octubre, el día de Tom Cruise.

La estrella de El Ultimo Samurai, un entusiasta de la cultura nipona, ha regresado al país felizmente casado y como padre de Suri. "Su hija es superbonita, su nombre es divertido -Suri significa carterista en japonés- pero ella es preciosa", señalaba uno de los admiradores de Suri, que lucía para la ocasión un vestidito rojo, uno de sus colores favoritos, y unas bailarinas a la última, de leopardo.

Más sobre: