Salma Hayek, feliz en su papel de madre y esposa, luce orgullosa su anillo de recién casada

La actriz, que hace semanas nos sorprendió con la noticia de su boda en París, salió a divertirse con su hija Valentina Paloma a una feria de animales en Los Ángeles

Tras la resaca de los Oscar y de su íntima boda con el multimillonario francés Francois-Henri Pinault en París, Salma Hayek salió a disfrutar de su tiempo libre con sus hija Valentina Paloma. Madre e hija se divirtieron en una feria de animales en Los Ángeles. La actriz y productora mexicana enseñó a la pequeña, de 16 meses, los diferentes tipos de animales, ´con los que la pequeña se familiarizó acariciándoles, como a un conejo que su madre puso en sus piernas y al que Valentina no quitaba ojo.

‘No planeamos tener más hijos por el momento’
Salma, de 42 años, ha confesado que se siente feliz, no solo en su vida personal, sino también en el terreno profesional ya que prepara con ilusión su regreso por partida doble a la gran pantalla: "Estoy muy contenta con mi vida profesional tenía tres películas pero creo que nada más voy a tener tiempo de hacer dos". De hecho, la pareja de recién casados han tenido que posponer su luna de miel por los compromisos laborales de Salma. Al día siguiente de contraer matrimonio, la actriz regresó a Los Ángeles para rodar los cápítulos de la comedia 30 Rock junto a Alec Baldwin y Tina Fey. "Hayek ha pasado su luna de miel trabajando con nosotros", dijo la creadora de la serie Tina Fey.

En cuanto a los planes de Salma de aumentar la familia, pese a que ha reiterado que la maternidad "es lo mejor de todo", ha manifestado que tanto su marido como ella por el momento "no tienen planeado tener más hijos". Durante el paseo con su hija, la estrella mexicana lució una alianza de diamantes que le regaló Francois-Henri Pinault cuando contrajeron matrimonio el pasado 14 de febrero, Día de los Enamorados. El anillo lo lució junto a otra joya de platino, formada por un diamante de corte ovalado de más de 5 kilates y dos diamantes corte trillión a los lados, valorada en aproximadamente 200.000 dólares (158.000 euros).

Más sobre: