Los niños de ‘Slumdog Millionaire’: Entre la alegría de su triunfo en Hollywood y la cruda realidad de su vida en Bombay

Rubina Ali, de 9 años, y Azhruddin Mohammed, de 10, olvidaron por unos días su modesta vida en la India y protagonizaron las escenas más divertidas y alegres junto a Danny Boyle, su héroe y descubridor, en Los Ángeles

El cineasta Danny Boyle, exultante tras el triunfo de su película Slumdog Millionaire en Los Oscar, quiso compartir sus tiempo libre con los niños que le encumbraron a la gloria de Hollywood, los Slumdog. Juntos protagonizaron las escenas más alegres y divertidas en el parque de atracciones de Santa Mónica. Boyle mostró su lado más paternal con Rubina Ali y Azhruddin Mohammed, los más pequeños que interpretan las versiones infantiles de dos de los protagonistas Freida Pinto y Madhur Mittal (hermano de Jamal, el protagonista interpretado por Dev Patel).

Su recompensa, una vivienda y estudios
Los niños han visto como su suerte cambiaba después de ganar el filme ocho estatuillas. Rubina y Azhruddin, de 9 y 10 años respectivamente, que hasta hace escasos días vivían en la más absoluta miseria, en las chabolas de uno de los barrio más pobres de los suburbios de Bombay, serán realojados a un piso y les pagarán los estudios. El jefe de vivienda y desarrollo de Bombay ha anunciado que el gobierno indio entregará casas nuevas a Azhruddin Mohammed y a Rubina Ali, como recompensa por el éxito de la película en los Oscar. "Los niños han hecho mucho por la nación y por eso debemos darles las casas", señalaban las autoridades. Hasta ahora, Ali vivía junto a su familia en un piso de una habitación en Garib Nagar. Y Mohammed lo hacía en una especie de chabola, lo que los ponía en una situación precaria para la temporada de fuertes lluvias que comienza en junio. Danny Boyle hizo un llamamiento para que el Gobierno les concediera una vivienda y educación y fondos para su futuro. "Estos serán pisos de ladrillo, tendrán electricidad, agua potable y buenos sistemas sanitarios", comentó el realizador.

Entretanto y antes de que los niños vuelvan a la cruda realidad de Bombay, el propio Boyle hizo que se lo pasaron en grande en Los Ángeles y se contagió con la alegría y el entuasiasmo de los niños en el parque de atracciones. El elenco infantil de la cinta, rodeados de sus familias, vivieron un día mágico en Disneyland, California.

Más sobre: