Penélope Cruz gana el BAFTA en su carrera imparable hacia el Oscar

La actriz, 'honrada y agradecida' por este reconocimiento, quiso dedicar el premio al resto de sus compañeros de reparto: Javier Bardem, Scarlett Johansson y Rebecca Hall

Su papel de María Elena en la película de Woody Allen, Vicky Cristina Barcelona no para de dar alegrías y premios a Penélope Cruz. Después de conquistar a la crítica estadounidense y española, ahora nuestra actriz más internacional ha logrado también el reconocimiento de la Academia Británica del Cine al ser galardonada anoche con un BAFTA a la mejor actriz secundaria.

Nuevo 'look'
Penélope, que ha optado por un cambio de imagen y se ha apuntado a la moda del flequillo, volvió a subirse a un escenario para agradecer este premio que la acerca un poco más al Oscar. "No puedo creerlo", fueron las primeras palabras de la actriz, que dijo sentirse "honrada y agradecida" por este reconocimiento. "Quiero dar gracias a Woody por confiarme ese personaje maravilloso y lunático", declaraba una emocionada y sorprendida Penélope sobre las tablas de la Royal Opera House de Convent Garden, donde tuvo lugar la gala. "Dedico el premio al resto del reparto, Javier Bardem, Scarlett Johansson y Rebecca Hall, el grupo de actores con más talento que uno pueda soñar", concluyó la actriz que para esta ocasión eligió un vestido de terciopelo negro de Azzedine Alaïa y joyas de Chopard.

Los galardones británicos del cine, considerados por muchos la antesala de los Oscar, han hecho que crezcan las expectativas de Penélope Cruz de hacerse con la estatuilla dorada tomando así ventaja sobre Amy Adams, Taraji P. Henson, Viola Davis y Marisa Tomei, sus rivales en los premios Oscar.

A pesar de haber terminado el año 2008 recogiendo premios y haber continuado el 2009 recibiendo reconocimientos, la actriz, reconoció posteriormente en la rueda de prensa haber estado "muy nerviosa" en el escenario al que llegó desde el asiento, en el que estaba acompañada por el productor Harvey Weinstein. "Siempre que gano algo me sorprendo, llevo trabajando desde los 16 años y estoy más acostumbrada a perder que a ganar" acabó confesando la actriz, que anunció que colocará este nuevo reconocimiento en un lugar privilegiado de su casa de Madrid.

Otros premiados
Por otra parte, los BAFTA colgaron la medalla de gran triunfadora de la noche a la película Slumdog Millionaire, del británico Danny Boyle, que se llevó siete galardones, entre ellos el de mejor película, el cual recibió de manos de Mick Jagger, y el de mejor director. Mientras su gran y eterna rival, pues también se verán las caras en los Oscar, El curioso caso de Benjamín Button, con el mismo numero de nominaciones, tan solo logró tres de los once premios: mejor diseño de producción, maquillaje y efectos especiales.

El premio al mejor actor, fue para el estrafalario Mickey Rourke, por su papel en El Luchador, protagonizando así uno de los discursos más delirantes de la velada. La distinción de mejor actriz, fue para Kate Winslet, que ya triunfó en los Globos de Oro, y quien competía con Angelina Jolie, Kristin Scott Thomas y con ella misma por sus interpretaciones en The Readery Revolutionary Road.

El premio BAFTA al mejor actor secundario lo obtuvo a título póstumo, Heath Ledger, nominado también a un Oscar, por su ya alabado papel de Joker en El Caballero Oscuro. La película francesa Hace tanto que te quiero, de Philippe Claudel, se alzó con la estatuilla a la mejor cinta extranjera, por delante, de Persépolis de Vincent Paronnaud, mientras que el filme WALL-E se llevó a casa el de mejor película de animación.

Más sobre: