Paz Vega, una bella premamá en Madrid: 'El embarazo es maravilloso, me encantaría volver a repetir'

La actriz española ha presentado la nueva campaña de un producto para mantener la línea del que es imagen

Paz Vega está radiante. Su mirada tiene ese brillo especial de toda mujer que se encuentra en la dulce espera. Y si a la alegría de ver pronto cumplido su deseo de ampliar la familia le sumamos que su carrera en Hollywood crece cada día, nos encontramos con que la actriz se encuentra en un momento inmejorable. Su segundo embarazo no le ha restado un ápice de atractivo y quizá por eso ha sido elegida para ser la nueva imagen de Vitalínea Compensa, un producto para cuidar la alimentación que la sevillana ha presentado hoy en Madrid.

Durante el evento, conducido por el presentador Jorge Fernández y al que Paz ha acudido acompañada por su marido, Orson Salazar, la intérprete ha desvelado algunos de sus secretos para mantener la línea: "No tengo ningún truco en particular, todas las mujeres lo hacemos para estar más guapas. En mi caso, en los rodajes te ponen muchas tentaciones y en los vuelos largos siempre tienes que comer algo, pero la comida es tan mala que después tienes que compensar", ha confesado la actriz. "Desde luego, estas últimas Navidades han sido días de pasarme mucho", añadió.

Las preguntas en seguida se volvieron a la nominación al Óscar de Penélope Cruz y a sus posibilidades de que gane la estatuilla. "Me alegraría mucho que se lo llevara y espero que se lo traiga" ha confesado Paz, que además adelantó que no acudirá a la gala pero sí a la fiesta de después que Elton John organiza todos los años para recaudar fondos contra el Sida. La sevillana también respondió a otras cuestiones sobre su embarazo, su carrera y su familia.

- Paz, ¿la fama compensa?
- No me planteo si compensa o no. Ya estoy metida aquí y no puedo echar marcha atrás. Se trata de intentar vivirla lo mejor posible.

- En líneas generales te trata bien la prensa, ¿no?
- Sí. No tengo problemas con la prensa. Espero que me siga tratando tan bien como hasta ahora.

- ¿Cómo te encuentras del embarazo?
- Bien, muchas gracias.

- ¿De cuanto estás ya?
- De cuatro meses.

- ¿Y las molestias?
- Ya pasaron las de los primeros meses, fueron un par de meses pero ya está.

- ¿Llevas más controlado el embarazo después de haber pasado ya por uno?
- Cada embarazo es diferente. Circunstancias y momentos diferentes. Pero siempre es maravilloso.

- ¿Sabes ya el sexo del bebé?
- No, todavía no.

- ¿Y qué te gustaría que fuese?
- Lo que venga. Lo importante es que venga bien y ya está.

- ¿Qué tienes planeado para después de dar a luz?
- Al poco tiempo tengo ya un proyecto. Intentaré recuperarme lo más pronto posible y empezar a trabajar.

- ¿En España te ofrecen peores papeles que al otro lado del charco?
- No, no peores papeles. Sino que allí tengo más oferta, igual también porque la industria es más grande y saca más películas al año. Hay un mercado para el actor latino bastante grande y sí que tengo muchos proyectos allí. No significa que sean mejores ni peores. Lo que pasa es que aquí ahora, no sé si será por la crisis, se rueda mucho menos.

- ¿No tienes miedo a este parón en tu carrera?
- No, no tengo ningún miedo porque el trabajo siempre está ahí. Películas hay a montones, directores a montones, proyectos a montones y además el embarazo es un momento maravilloso que me encantaría volver a repetir y repetir.

- ¿Crees que, como actriz, es más difícil compaginar la vida personal y la profesional?
- Para cualquier mujer trabajadora es más duro, más difícil. Duermes menos horas, estás más pendiente de otras cosas. Tienes que solucionar muchos problemas en el día a día y la verdad es que es difícil, pero es lo más maravilloso del mundo y en mi caso lo más importante.

- Tu hijo Orson es muy pequeño, ¿se da cuenta de que va a tener un hermano?
- No, yo creo que todavía no se da cuenta. Es pequeñito, tiene 21 meses y aunque yo le explico que tengo un bebé dentro y él acaricia la barriguita y todo, no entiende muy bien lo que pasa. Se dará cuenta cuando empiece a crecer.

- ¿Tu hijo te reconoce en tus películas?
- Sí, me reconoce y dice "mamá guapa". Y besa mis fotos cuando me ve en las revistas.

- ¿Os habéis planteado instalaros en un lugar fijo?
- Estamos donde está el trabajo. Si es en Estados Unidos, estamos allí y si es en España, pues aquí.

- ¿Te ves muy cambiada de los días en que empezaste con Siete vidas a ahora que ya eres una estrella?
- No me veo cambiada. Tampoco me he vuelto a ver, porque apenas veo televisión. Pero si viera algún capítulo me daría mucha risa. Además disfruté tanto que me daría mucha nostalgia. Fue un momento de mi carrera maravilloso, de aprendizaje con Javier (Cámara), Blanca (Portillo), Amparo Baró, Toni (Cantó)… creo que me daría bastante penita.

- ¿Te gustaría estar en alguna serie?
- Pues a lo mejor, así pasaría aquí una temporada larga.

- ¿Con qué director te gustaría trabajar?
- Es que hay muchos, y también con los que me gustaría repetir. Hay tantos, y gente nueva que ni siquiera conocemos... decir alguien no sería justo.

- ¿Y alguno con el que no te gustaría trabajar?
- También lo tengo, pero no voy a nombrarlo porque quedaría fatal. Pero hay uno con el que desde luego no trabajaría ni por todo el oro del mundo.

- Ahora en Hollywood la moda es que las mamás se lleven a los hijos al rodaje, ¿tú lo harías?
- Ya lo he hecho. Es un poco más lioso, pero es super lindo llegar al hotel y tener a tu niño contigo.

- Ahora que Penélope tiene bastantes posibilidades de ganar el Oscar, ¿te ves en un futuro siguiendo su camino?
- Me lo han preguntado muchas veces, pero eso depende de estar en el momento adecuado y de que te ofrezcan el proyecto adecuado. Si alguna vez se me presenta eso, pues sería una alegría.

- ¿Te gusta vivir en Los Ángeles o echas de menos España cuando estás allí?
- Me gusta pasar temporadas. Vivimos allí porque el trabajo lo requiere, pero tampoco me gusta decir que vivo allí porque no es una ciudad que me llame mucho, es muy grande. Pero para trabajar es fabuloso, cualquier actor sueña con trabajar allí.

- ¿Pero quieres que tus hijos se críen en España?
- Sí, claro. Eso desde luego.

Más sobre: