Glenn Close, su hija y su nieta, tres generaciones en torno a una estrella de la fama

La actriz desveló su nombre en el conocido paseo de Los Ángeles

Exactamente 2.378 estrellas alicatan ya el famoso paseo de la Fama de Los Ángeles. La última grande del celuloide en incluir su nombre en este particular firmamento ha sido Glenn Close, que se confesó muy emocionada por el honor: "Es maravilloso ser reconocida como estrella, pero es aún mejor ser eternizada en un paseo donde hay vida". Una de las cosas que más gustan a la artista de esta experiencia es precisamente compartir pavimento con sus ídolos, según aseguró ella misma.

En plena forma a sus 61 años, Glenn no dudó en tumbarse sobre la acera para posar con su recién adquirido símbolo de éxito, ante la atónita mirada de su familia. Acompañándola estaban su actual marido David Shaw (es el tercero), su hija Annie, nacida de su relación con John H. Starke, y su nieta Lucy, tres generaciones reunidas en esta ocasión tan especial. Glenn tuvo tiempo además para las bromas cuando se refirió a todo lo que, a partir de entonces, pasaría sobre su nombre grabado: "Tacones altos, bolas de helado que se caen del cucurucho, carritos de bebé, monopatines… ¡traedlo todo!".

Glenn Close es una de las actrices más veteranas y con más personalidad de la gran pantalla que comenzó su carrera en 1982, con su primer papel en la versión cinematográfica de John Irving The World according to Garp. Muy recordada por sus papeles en Atracción fatal y Las amistades peligrosas, el año pasado recogió un Globo de Oro por su participación en la serie de televisión Damages.

Más sobre

Regístrate para comentar