Chase Dreyfous, todo un padrazo con los hijos de su novia, Sharon Stone

La actriz, que no acudió a los Globo de Oro, optó por pasar un tranquilo fin de semana con su pareja y sus pequeños Laird Vonne, de tres años, y Quinn Kelly, de dos

Cuando todo parecía indicar que lo suyo había sido un romance pasajero, Sharon Stone y Chase Dreyfous han vuelto a dejarse ver juntos este fin de semana en una actitud que no deja lugar a dudas de lo bien que marcha su relación. Al parecer, la pareja dejó aparcado su noviazgo el pasado mes de noviembre después de que la actriz perdiera la custodia de su hijo mayor, Roan Bronstein. Sin embargo, lo habrían retomado ya que estos últimos días los dos han protagonizado unas imágenes de lo más familiares junto a los hijos menores de la actriz -Laird Vonne, de tres años, y Quinn Kelly, de dos- con quienes Chase parece haber congeniado a la perfección.

La protagonista de Instinto básico decidió irse de compras el viernes acompañada por su pareja, que se comportó como todo un padrazo con sus dos pequeños. Al día siguiente, los cuatro disfrutaron de un agradable paseo por las calles de Beverly Hills realizando sendas paradas en una tienda de manualidades y en el Cafe Med de Sunset Boulevard.

Sharon ha optado así por pasar un fin de semana más tranquilo que el de la mayoría de sus compañeros del mundo del cine, pues el domingo no estuvo presente en la gala de los Globo de Oro. Sí asistió, sin embargo, a una fiesta celebrada el viernes en el Consulado de Francia en Los Ángeles para celebrar la nominación al Globo de Oro como Mejor Película Extranjera de I've Loved You So Long junto a sus protagonistas, Elsa Zylberstein y Kristin Scott-Thomas. Y también acudió, la noche del sábado y junto a Chase, a una fiesta previa a los Globos en el Chateau Marmont de Beverly Hills.

A sus 50 espléndidos años, parece que la vida vuelve a sonreírle a Sharon Stone en el terreno sentimental con este joven de 25 años. Dicen que se conocieron a través de la organización de caridad Planet Hope en julio del año pasado y que se dejaron ver juntos por primera vez en la fiesta que el diseñador Christian Audigier, gran amigo de la actriz, ofreció en agosto en Toronto.

Más sobre: