Penélope Cruz comparte con Tom Cruise y Katie Holmes una de las fiestas posteriores a los Globo de Oro

Varios locales de Los Ángeles congregaron a las estrellas en el fin de fiesta de la gran noche del cine

Nada mejor para relajarse después de los nervios y la incertidumbre que provoca una entrega de premios, que una velada entre amigos. Tras la cena suculenta y las emociones, vencedores y "perdedores" firmaron la tregua en las fiestas posteriores a los Globo de Oro brindando con champán. Como merecía la ocasión, los organizadores intentaron hacer inolvidable este broche de oro y reunieron, si no a todos, a un buen número de rostros conocidos de la pequeña y la gran pantalla.

En el ático del hotel Sunset Tower, se dejaron ver la rutilante reina de la noche, Kate Winslet, con su marido Sam Mendes, Zac Efron, con su novia Vanessa Hudgens, y Drew Barrimore, que compartieron velada con Eva Longoria, Colin Farrell y Robert Downey Jr. Directamente desde Nueva York y tras participar en la representación de su obra de teatro en Broadway, llegó, como había prometido su marido, Katie Holmes que, si antes no había podido desfilar por la alfombra roja, sí lo hizo en privado para sus compañeros de profesión con un estiloso mini vestido dorado. A ellos se unió la española Penélope Cruz, que hace años fue novia de Tom Cruise, con el que mantiene una excelente relación de amistad como demuestra cada vez que coinciden.

En la velada de HBO, Anna Paquin, ganadora del premio por su papel en la serie de vampiros Sangre fresca, se encontró con el resto de sus compañeros de reparto, Rutina Wesley, Stephen Moyer, Sam Trammell y Nelsan Ellis, con los que compartió su éxito. El quinteto posó sonriente con la esfera dorada, igual que Laura Linney que no quiso quitarle el mérito a Tom Hooper, que la dirigió en John Adams. Mark Wahlberg y los veteranos Jessica Lange y Tom Wilkinson compartieron la pista de baile con Mira Sorvino, que llevaba un vestido muy "primaveral" y acudió con su marido Christopher Bakus. Kevin Dillon, Susan Sarandon y Eva Mendes fueron otros de los que no se perdieron la cita en el restaurante Circa 55, situado junto a la piscina del mismo hotel Beverly Hilton.

Tampoco se quedó atrás, en cuanto a capacidad de convocatoria, la velada de InStyle y Warner Bros., en la que no faltó un rincón repleto de bombones Godiva para endulzar la madrugada de los artistas. La millonaria heredera Paris Hilton, America Ferrera, Amy Adams, Debra Messing, Jon Voight, Marisa Tomei y el cantante Sting, con su mujer Trudie Styler, estuvieron con Heidi Klum, Kate Beckinsale y Hayden Panettiere, entre muchos otros.

Más sobre: