John Travolta y Kelly Preston agradecen el apoyo recibido tras la muerte de su hijo a través de un comunicado

'Estamos destrozados porque nuestro tiempo con él fue tan breve', señala la pareja

Desconsolados tras la muerte de su hijo, John Travolta y su mujer, Kelly Preston, han sacado fuerzas para publicar un comunicado a través de su página web agradeciendo todo el apoyo y cariño que han recibido y los múltiples mensajes de pésame que les han llegado de todo el mundo, porque, como ellos señalan, "son un recordatorio de la bondad inherente del espíritu humano y nos hace albergar la esperanza de un futuro mejor".

"Jett fue el hijo más maravilloso que dos padres podrían pedir e iluminó las vidas de todos a quienes conoció. Estamos destrozados porque nuestro tiempo con él fue tan breve. Celebraremos todo el tiempo que pasamos con él, el resto de nuestras vidas", dice la pareja en este comunicado publicado el pasado domingo.

El abogado del actor relató cómo fue el accidente
Jett Travolta falleció el pasado viernes, mientras disfrutaban de unos días de vacaciones en las islas Bahamas. El abogado del actor, Michael Ossi, fue el encargado de hablar ante la prensa y dijo que el protagonista de Grease y su esposa lo está pasando muy mal. "Él nunca soñó con esto, estaban muy unidos".

Ossi además relató cómo se sucedieron las horas previas y posteriores al accidente. "El jueves, día 1, John dio las buenas noches a su hijo sobre las 17.30 horas. Jett estaba cansado después de haber disfrutado el día entero de juegos en las piscina con su familia. Se fue a su habitación con su nanny, la mujer que le cuidaba". Según las declaraciones del letrado recogidas por la revista People, el chico "siempre estaba acompañado por la mujer que le cuidaba ya que su historial médico revelaba que sufría ataques -cuya naturaleza todavía es desconocida- en algunas ocasiones. En ese sentido, sus padres siempre fueron muy precavidos y no querían que su hijo se quedara sólo".

Como uña y carne
El trágico suceso tuvo lugar al día siguiente, el día 2 por la mañana. "Fue precisamente su nanny quien se encontró a Jett inconsciente en el baño en torno a las diez. Mientras ella llamaba a los servicios de emergencia para informarles de lo ocurrido, Travolta le hizo el boca a boca en varias ocasiones e intentó, por todos los medios, que volviera en sí". Pero todos los intentos fueron en vano y, cuando los médicos llegaron, trasladaron al chico al hospital. "John no quería que le pasara nada a su hijo. Tiene el corazón roto. Enterrar a su hijo es lo peor que puede pasarle a un padre", cuenta el letrado en unas tristes declaraciones que ha recogido la revista estadounidense.

Pero no se pudo hacer nada por el pequeño. El único hijo de John Travolta y Kelly Preston fallecía, con tan sólo 16 años, en el hospital Rand Memorial de la isla. Quien también se ha pronunciado ha sido Mike McDermott, consejero corporativo del actor, quien ha dicho que "hizo todo lo que estaba en su mano para reanimar a su hijo". Además, al igual que Ossi, ha destacado la fuerte unión que existía entre los dos. "Las palabras no pueden describir la buena relación que tenían. La vida de John nunca volverá a ser igual".

La autopsia
Tras el trágico suceso sólo quedaba esperar a los resultados de la autopsia, que ha sido realizada por dos forenses. Los resultados de ésta han confirmado la tesis que se había formulado. Jett Travolta falleció a causa de un episodio convulsivo, que tiene su origen en la enfermedad de Kawasaki que padeció de pequeño, según informaron los medios locales. Se descarta la posibilidad de que el adolescente perdiera la vida por un accidente o golpe en el baño. No obstante, las conclusiones médicas no se han hecho públicas.

Más sobre: