Maribel Verdú culmina un año 'mágico' con la Medalla de Oro de la Academia de Cine

Sus amigos y compañeros de profesión le rindieron homenaje anoche en el Museo Reina Sofía por ser 'la actriz española más popular, más respetada y más querida de su generación'

Con tan sólo 38 años, más de 60 películas en su haber y 25 años de profesión, Maribel Verdú ha sido galardonada con la Medalla de Oro de la Academia del Cine, un premio a toda su carrera que la convierte en la premiada más joven en la historia de este galardón. Rodeada de su familia, amigos y compañeros de profesión, la actriz española, radiante con un elegante diseño de Alberta Ferretti, vivió una noche mágica en el Museo Reina Sofía de Madrid. "Nunca me habían otorgado ningún premio y en estos dos años me los han dado todos. Lo único que quiero es que no me cojan manía", comentó Maribel Verdú al recibir el premio de manos de la presidenta de la Academia de Cine, Ángeles González-Sinde.

"La actriz española más popular, más respetada y más querida de su generación", tal y como la calificó la Presidenta de la Academia, recibió el apoyo y la felicitación de sus cuñados, Luis Merlo y Amparo Larrañaga, y de sus amigos y compañeros de profesión, entre los que destacó la presencia de Carmen Maura, Jose Coronado, Imanol Arias y su mujer, Pastora Vega, Aitana Sánchez Gijón, Ariadna Gil, Jorge Sanz, David Trueba y Antonio Resines, entre otros.

La protagonista de Amantes, la oscarizada Belle Epoque o La buena estrella, entre otras, se mostró emocionada "por ser un premio que te lo entregan tus compañeros" y consideró que su aportación al cine es "el entusiasmo y la suerte de haber trabajado con directores geniales". Pero si tuviera que quedarse con uno, lo haría con el ahora fallecido Ricardo Franco, con quien rodó El sueño de Tánger y La buena estrella, película que marcó un antes y un después en su carrera. "Ricardo Franco fue todo para mí. Cada vez que me pasa algo bueno, siempre pienso en él, porque sé que se alegraba de las cosas buenas que me pasaban. Él ahora estará feliz con todo lo que me está pasando", apuntó.

Tras su fantástica interpretación en El laberinto del fauno, el 2008 ha sido el año de su consagración. Después de haber estado nominada en cinco ocasiones, por fin la Academia le otorgó el Goya por su papel en Siete Mesas de Billar Francés. A esto le sumamos el rodaje de Tetro a las órdenes de Francis Ford Coppola en Argentina, su regreso a escena con la obra de teatro Un dios salvaje de Yasmina Reza, o la selección de la película de José Luis Cuerda Los girasoles ciegos para representar a España en los Oscar.

Más sobre: