Scarlett Johansson tuvo la boda discreta e íntima que siempre soñó

Al enlace asistieron menos de 40 invitados, que estuvieron alojados en lujosas tiendas de campaña en un complejo natural cercano a Vancouver

La noticia de que Scarlett Johansson y su prometido, Ryan Reynolds, habían pasado por la vicaría sorprendió muchos el pasado domingo. Muy pocos eran los detalles que habían trascendido. Sólo se sabía que había tenido lugar en Vancouver. Esta semana, las informaciones fueron apareciendo con cuentagotas pero ya podemos hacernos una idea de lo que los nuevos esposos vivieron durante el día del enlace y las jornadas previas a él.

Según informan los medios estadounidenses, el lugar elegido fue un paraje natural próximo a la ciudad canadiense. Era el lugar ideal para celebrar la boda íntima que la pareja siempre había querido tener. Tan solo 40 invitados les acompañaron durante el fin de semana, entre los que figuraban ambas familias y sus amigos más cercanos. Todos ellos cambiaron lujosas habitaciones de hotel por unas tiendas de campaña. Eso sí, en ellas no les faltaron las comodidades. Todas estaban exquisitamente decoradas con muebles antiguos y contaban con baños de madera.

Un gran fiesta se avecina
El fin de semana dio mucho de sí y todos quisieron disfrutar de la naturaleza, de los paisajes y de las actividades que el escenario ofrecía. Aquellos que quisieron tuvieron la oportunidad de salir a montar a caballo o recorrer los bonitos parajes en bicicleta. El novio, junto a algunos de los invitados, salió a pescar salmón y fletán. La pareja de actores pudo disfrutar de este día tan especial junto a los suyos. No obstante, los periódicos estadounidenses afirman que Scarlett y Ryan ofrecerán una gran fiesta en las próximas semanas, para así poder reunir a todas sus amistades.

Más sobre: