Sean Penn y Robin Wright, un matrimonio de ida y vuelta

La pareja de actores, cuya relación ha estado marcada por las idas y venidas, solicitaron el divorcio a finales de año, meses más tarde retiraron la demanda y se han reconciliado

A finales del pasado año Sean Penn sorprendía con la noticia del divorcio de su esposa, Robin Wright, tras once años de matrimonio. Sin embargo, el pasado mes de abril trascendía que la pareja había retirado la demanda de divorcio de mutuo acuerdo. Un hecho que ahora ha sido demostrado al aparecer juntos y sonrientes en la presentación de la nueva película del actor What Just Happened? en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Cogidos de la mano y con la mejor de sus sonrisas, el matrimonio bromeó a su llegada a la proyección en la que estuvo Robert de Niro, su compañero de reparto.

No es la primera tentativa de romper, a mediados de los años 90 se separaron temporalmente, aunque finalmente se reconciliaron y tomaron entonces la decisión de casarse cuando ya tenían dos hijos en común, Dylan Frances, que ahora tiene 17 años, y Hopper Jack, de 15. El ganador de un Oscar por Mystic River y la protagonista de La princesa prometida se conocieron en 1989 durante el rodaje de El clan de los irlandeses. Su 'intento' de divorcio de hace unos meses parece ser, hasta el momento, el último episodio de las idas y venidas de su relación.

La próxima ocasión que podamos verles juntos será en la entrega de los premios Bafta, en la que Sean Penn recibirá el galardón especial a la excelencia cinematográfica el próximo 6 de noviembre en Los Ángeles.

Más sobre: