Fallece Paul Newman a los 83 años de edad

El portavoz del actor, Marni Tomljanovic, ha sido quien ha confirmado la noticia

El mundo del cine ha recibido hoy una trágica noticia. Paul Newman ha fallecido a los 83 años de edad a consecuencia de una larga enfermedad. A finales del mes de agosto, Newman tomó la decisión de abandonar el hospital en el que se encontraba con el fin de poder pasar sus últimos días en su casa. La noticia la ha dado a conocer Vicenzo Manes, presidente de la fundación italiana Dynamo Camp di Limestreada, creada por el mismo actor. Minutos más tarde, el portavoz del actor, Marni Tomljanovic, confirmaba la noticia a la agencia Reuters.

Actor, director, guionista y productor, Paul Leonard Newman consiguió convertirse en un mito de Hollywood, logrando enamorar a muchas con sus inconfundibles ojos azules. Nacido en Cleveland, Ohio, (EEUU) en 1925, en el seno de una familia humilde, debutó en Broadway en 1953 con la obra de William Inge, Picnic, que permaneció hasta 14 meses en cartel. Tras varios papeles de extra, su salto a la gran pantalla tuvo lugar en 1954, con la película El cáliz de plata, de Víctor Saville. Años más tarde, el mismo Newman la bautizaría como "la peor película de la década". Dos años más tarde llegó su primer gran éxito: Marcado por el odio (1956), de Robert Wise, en la que encarnó el papel de un boxeador. Ese mismo año, Billy Wilder le elige para protagonizar Traidor a su patria, una adaptación de una obra teatral.

Una dilatada carrera cinematográfica
Pero su gran oportunidad llegó dos años más tarde, en 1958. Fue entonces cuando protagonizó La gata sobre el tejado de zinc, de Richard Brooks. La cinta marcó una época y le catapultó hasta la cúpula de Holywood. En ella, compartió escenario con la bella Elizabeth Taylor y su actuación le valió la nominación al Oscar al Mejor Actor. Tras esta película le siguieron un sinfín de éxitos, entre lo que cabe destacar El buscavidas (1961), La leyenda del indomable (1967), Dos hombres y un destino (1969), El golpe (1973) un filme de George Roy Hill en la que comparte cartel con otro de los grandes de Hollywood, Robert Redford y El color del dinero, con la que consiguió un preciado Oscar. En 2002, Paul Newman se ponía tras una cámara por última vez. Fue a las órdenes de Sam Mendes en Camino a la perdición, un papel que le valió otra nominación al Oscar.

Un gran amor
A pesar de ser uno de los grandes galanes de Hollywood, que hoy ha quedado huérfano, su gran amor fue su segunda mujer, Joanne Woodward, con quien contrajo matrimonio en 1958 y celebró sus Bodas de Oro a comienzos de este año. Tuvo seis hijos, dos chicas y un hijo (que falleció en 1978) de su primer matrimonio con Jackie Witte y tres chicas con Joanne. A finales de 2007, unos meses antes de anunciar su enfermedad, Paul se despidió del mundo del cine. Tras cincuenta años dedicándose a él, habiendo participado en más de 80 películas como actor, seis como director y otras tantas como productor Newman dijo adiós. "He estado actuando más de 50 años. Ya basta", dijo entonces. El mundo del cine llora hoy su muerte.

Más sobre: