Meryl Streep recoge emocionada el premio Donostia de manos de Eduardo Noriega

No quisiseron perderse este gran momento Gonzalo Miró y Eugenia Martínez de Irujo, y una embarazadísima Leonor Watling, en compañía de Jorge Drexler

Como una auténtica reina del cine fue recibida Meryl Streep sobre el escenario del Kursaal. Un rendido Eduardo Noriega, arrodillado ante la actrzi, le hacía entrega del Premio Donostia a su trayectoria profesional. Prácticamente al borde de las lágrimas, la protagonista de Memorias de Africa daba las gracias una y otra vez por el galardón y la acogida que le había brindado la organización del Festival de San Sebastián.

Y razones no le faltaron. Momentos antes de que descendiera por las escalinatas del escenario, en medio de una interminable ovación del público, Noriega la presentó como "un fenómeno artístico de los que suceden de tarde en tarde, un referente para todos por su dúctil, camaleónica y talentosa forma de actuar acompañada de su exquisita sensibilidad". La actriz se mostró completamente embargada por la emoción y declaró: "Estoy orgullosa de ser actriz en un momento crucial para el arte, elemento necesario para acercar culturas".

Los otros protagonistas
Un día antes de que se clausure la muestra, Meryl fue la protagonista indicutible de una noche en la que nadie quiso perderse este merecidísimo homenaje a la veterana actriz. Eugenia Martínez de Irujo y Gonzalo Miró se dejaron fotografiar en cariñosa actitud minutos antes de entrar al evento. Tampoco ocultaron su amor la pareja formada por el músico Jorge Drexler y su novia, la actriz Leonor Watling. Embarazada de seis meses, posó junto a la realizadora libanesa Nadine Labaki, que también espera un hijo.

Numerosos representantes del cine nacional e internacional dedicaron sus aplausos a la invitada más ilustre del Festival de San Sebastián, como fue el caso de la actriz argentina Cecilia Roth. Aunque esta no fue la única razón que trajo a la artista hasta el País Vasco, ya que en esta edición del festival se presentaba la película Nido vacio, donde da vida a uno de los personajes principales. Cecilia, espectacular con un escotado vestido negro, llegó en compañía de posa junto al director de la película Daniel Burman y el productor del filme, José María Morales.

Más sobre: