Sharon Stone pierde la custodia de su hijo Roan, de ocho años

El niño vivirá con su padre Phil Bronstein en San Francisco y la actriz tendrá derechos de visita

La actriz Sharon Stone ha recibido una de las peores noticias que puede recibir una madre: la pérdida de la custodia de su hijo. La lucha en los tribunales por Roan, de ocho años, el niño que adoptó en el año 2000 junto a su entonces marido Phil Bronstein, comenzó en octubre del año pasado. Un juez determinó en aquel momento que el ex matrimonio, que obtuvo el divorcio en 2004, compartiera los cuidados del niño y que este pasara temporadas con cada uno, aunque iría al colegido en San Francisco (lugar de residencia de su padre). Sin embargo, Sharon Stone decidió pedir la modificación de los términos del acuerdo, dado que quería que el niño pasara más tiempo en Los Ángeles con ella y los otros dos hijos que adoptó sola, Laird Vonne, de tres años, y Quinn Kelly, de dos.

Pero el juez, lejos de aceptar su demanda, ha fallado a favor de su ex marido, que a partir de ahora tendrá la custodia total del niño, aunque la actriz se mude a San Francisco o Bronstein se traslade a Los Ángeles. Según el fallo, "él puede proporcionar el hogar estable y seguro que el niño necesita", además indica que un traslado no beneficiaría al niño. Se contempla además que la actriz disfrutará de derechos de visita y que podrá hablar con su hijo por teléfono siempre que quiera, además de participar en las decisiones que atañen a su educación.

El letrado de la intérprete, Marty Singer, asegura, sin embargo, lo contrario a lo que indican los documentos judiciales. Dice que la ex pareja sigue compartiendo la custodia y que el juez simplemente ha denegado el permiso para que Roan acuda al colegio en Los Ángeles, en lugar de hacerlo en San Francisco. Sharon Stone y Phil Bronstein se divorciaron en el año 2004, después de seis años de matrimonio. En el año 2000, la pareja adoptó a Roan cuando tenía apenas unos días de vida.

Más sobre: