Penélope Cruz y Javier Bardem regresan a Barcelona, la ciudad que vio nacer su amor

Acompañados por Woody Allen, los actores asistieron al estreno de 'Vicky Cristina Barcelona' guardando las distancias

Barcelona vivió ayer una gran noche. Woody Allen regresaba a la ciudad que se ha convertido en una protagonista más de su última película (tanto es así que su nombre figura en el título del filme). Pero esta vez, su lugar ya no estaba detrás de las cámaras, sino frente a los objetivos de todas las cámaras que se agolpaban a las puertas del Auditori. El director asistió al estreno de su última película, Vicky Cristina Barcelona.

El director estadounidense estuvo muy bien acompañado, respaldado por casi todos los protagonistas del filme. La presencia de Javier Bardem y Penélope Cruz logró eclipsar las ausencias de Scarlett Johansson y Rebecca Hall. Su aparición se hizo esperar. No obstante, a pesar de llegar cerca de una hora tarde al lugar de la ceremonia, las tres estrellas compensaron al público, dedicando un tiempo a firmar autógrafos, y a los fotógrafos, posando durante varios minutos frente al photocall. Penélope cruzó la alfombra roja de la mano de Woody Allen.

La instantánea que nunca llega
Todos ellos se mostraron felices y sonrientes. Penélope Cruz logró encandilar a todos los presentes con su belleza. La actriz no había podido estar presente en la presentación de la película en San Sebastián por haber comenzado su nuevo proyecto cinematográfico, el musical Nine. Pero el sábado por la noche deslumbró luciendo un vestido negro de tirantes ajustado firmado por Dolce & Gabbana, que dejaba intuir su escultural figura. Para desilusión de los presentes, Javier y Penélope se mantuvieron alejados, dejando que fuera Allen quien marcara la distancia entre ellos al mantenerse en medio de ambos. Sin duda, es la imagen que todos anhelaban y que, por ahora, deberán seguir buscando.

El estreno reunió en la capital catalana a varias personas del mundo del espectáculo y de la política. Ejerciendo de orgullosa madre, se dejó ver por la alfombra roja del Auditori a Pilar Bardem. Los miembros de El Tricicle, Joan Gracia, Carles Sans y Lloll Bertrán y el diseñador Javier Mariscal no quisieron perderse el pase. Además, entre las personalidades políticas que destacó la presencia de la ministra de Defensa, Carme Chacón, el presidente de la Generalitat, José Montilla, y su predecesor en el cargo, Pasqual Maragall, que fue uno de los afortunados en charlar durante unos segundos con Woody allen.

Estrenos, ruedas de prensa y algo de música
Para Woody Allen y Javier Bardem ésta está siendo una semana repleta de compromisos. El jueves, actor y director presentaron la película en el Festival de Cine de San Sebastián en la noche de su inauguración. El viernes, Bardem acudía a recoger el Premio Nacional de Cinematografía en el hotel Santa Cristina de la capital guipuzcoana. Mientras, Allen ya había puesto rumbo a Barcelona, donde se le pudo ver estos días ensayando con su banda de jazz, viviendo la música a través de su clarinete. El sábado por la mañana los dos hombres volvían a reunirse, esta vez para ofrecer juntos una rueda de prensa.

Más sobre: