Elena Furiase consigue emocionar a sus padres, Guillermo y Lolita, en el teatro

La hija de la artista reunió a muchos rostros conocidos en la primera función de Olvida los tambores

En pie y sin dejar de aplaudir, así acabó Lolita al final del estreno de su hija Elena sobre las tablas del teatro. Olvida los tambores le ha dado la oportunidad de probar otro género -ya triunfa con una serie de televisión, El internado- y demostrar su talento en directo. Por supuesto, en un día tan importante en su carrera no podían faltar su madre y su padre, Guillermo Furiase, que pese a estar separado de la artista mantiene con ella una buena relación. Ambos se sentaron nerviosos en el patio de butacas junto a Pablo Durán, novio actual de la artista.

Lolita estaba muy nerviosa antes de la función: "Estoy ilusionada". Admite que su hija está ajetreada con el teatro, la televisión y el cine, algo que a ella también le ocurre en algunas épocas: "De tal palo, tal astilla. El no parar se hereda". Su padre, Guillermo Furiase, valoró la experiencia que está a punto de adquirir: "Esto es para que aprenda, es muy chica y necesita tablas". Añadió que le encanta que sea actriz. "Esto es lo que yo quería que hiciera. Estoy orgulloso de mis dos hijos. Una salió artista y hay que hacer lo posible para que le vaya bien".

Elena y el resto del elenco contaron con el apoyo de numerosos rostros conocidos. Allí estuvieron Martín Rivas, con su novia Irene Escolar, y Ana de Armas, compañeros de Elena en El internado, las misses María José Besora y Lorena Bernal, el mister Juan García, Cari Lapique e Iker Casillas, entre otros.

Más sobre

Regístrate para comentar