Brad Pitt se lleva a su hija Zahara al Festival de Cine de Toronto

Después de su visita a La Mostra de Venecia, el actor viajó hasta la ciudad canadiense para presentar su nueva película a las órdenes de los hermanos Coen

Los festivales de cine llenan por completo las agendas de las grandes estrellas del firmamento de Hollywood. Si hace pocos días veíamos a Brad Pitt en La Mostra de Venecia, ahora el guapo novio de Angelina Jolie ha viajado hasta la capital de Canadá para asistir al Festival Internacional de Cine de Toronto. En su 33ª edición, el certamen reunirá a los máximos exponentes del cine, entre los cuales no podía faltar Pitt, que aterrizó en Toronto junto a su hija Zahara.

Brad se dejó fotografiar a las puertas del Roy Thomson Hall en compañía de Tilda Swinton y John Malcovich en la presentacíón de la última película que ha protagonizado bajo la dirección de los hermanos Coen, Burn after reading. El protagonista de Seven conquistó con su encanto a los asistentes al evento, y no dudó en firmar autógrafos y hacerse fotos con los numerosos admiradores que le esperaban a su llegada al recinto.

Además de la esperadísima presencia de Brad, la noche dejó glamourosas instantáneas protagonizadas por rostros tan famosos como el de Renée Zellweger, Viggo Mortensen o Jeremy Irons, que asistieron a la presentación del filme Appaloosa, escrito y dirigido por el también actor Ed Harris. Precisamente, Harris y Renée protagonizaron uno de los momentos más divertidos e inesperados de la velada cuando se fundieron, ante el asombro de los presentes, en un apasionado beso. La actriz, que puede presumir de una envidiable silueta, lució un elegante vestido negro a media pierna y unos sencillos zapatos de tacón en color plateado.

Otra de las actrices que también recibió más elogios fue Claire Danes, que acudió a la proyección de la película Yo y Orson Wells. La artista escogió para esta ocasión un modelo asimétrico de un solo hombro, en color azul tinta, que completó con unos peep-toes dorados con incrustaciones de pedrería. Aunque, sin duda, la más espectacular de la noche fue la cantante Alicia Keys, que llevaba un vestido en tono morado con escote palabra de honor y atravesado por una banda drapeada. Además, Alicia llevaba unas llamativas sandalias bicolores blancas y negras realizadas a base de pequeños cristales de fantasía.

Más sobre: