Lucía Jiménez y Benito Sagredo se dan el 'sí, quiero' en Segovia

La pareja de actores escogió la ciudad natal de la novia para su boda y celebraron el banquete en el Antiguo Esquileo de Cabanillas del Monte, un significativo edificio del siglo XVIII

La ciudad de Segovia se ha vestido de gala para ser testigo de una boda de cine. Los actores Lucía Jiménez y Benito Sagredo han contraido matrimonio en el Santuario de la Virgen de La Fuencisla, patrona de la ciudad. Cumpliendo con la tradición, la protagonista de 'Al salir de clase' llegaba con unos minutos de retraso al templo a bordo de un Jaguar, de color verde oscuro, acompañada por el padrino y padre del novio, José Luis Sagredo. Sin embargo, el novio llegó puntual a la cita, a las 13:00 horas, en otro Jaguar, de color gris metalizado, junto a la madrina y madre de la novia, Estrella Arranz.

Benito eligió para la ocasión el clásico esmoking, pero decidió dar un toque juvenil a su atuendo con una alegre pajarita en color dorado. Lucía llevaba un traje inspirado en los años veinte, de color blanco roto, sin cola, con tocado y medio velo. Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia corrió a cargo de Benito, que actualmente forma parte del elenco de la serie 'MIR', que recitó un romántico soneto de Lope de Vega, cuyos últimos versos decían: "esto es amor/ quien lo probó lo sabe". Durante el oficio religioso se leyeron también algunos pasajes de El Cantar de los Cantares, la Epístola de San Pablo a los Corintios sobre el amor y La parábola del sembrador.

Además, Rebeca Jiménez, hermana de la novia, amenizó la ceremonia entonando un Aleluya y una versión con aires flamencos del Ave María de Schubert. Una vez finalizado el enlace, los novios abandonaron la iglesia entre la clásica lluvia de granos de arroz y pétalos de rosas. Posteriormente, el matrimonio y sus más de 300 invitados se dirigieron al Antiguo Esquileo de Cabanillas del Monte, un representativo edificio del siglo XVIII. Allí pudieron degustar un suculento banquete que estuvo a cargo de El Rancho de la Aldegüela, de Torrecaballeros (Segovia), propiedad de Javier Giráldez, amigo de la familia de la novia.

Más sobre: