Rumer Willis, arropada por sus padres en su primer desfile por la alfombra roja como protagonista

La hija mayor de Bruce Willis y Demi Moore llega esta semana a la gran pantalla con House Bunny

A pesar de que no es su primer papel en una película (ha colaborado en algunas de sus padres), el paseo de Rumer Willis por la alfombra roja del teatro Mann Village, de Westwood, fue seguro el más emocionante de su incipiente carrera. La mayor de las hijas de Bruce Willis y Demi Moore estrenó House Bunny, cinta en la que intepreta a una de las protagonistas. "Nunca he sido el foco de atención así que es una experiencia diferente, pero me estoy acostumbrando. He recorrido alfombras rojas antes, pero es excitante estar aquí promocionando una película en la que he participado".

Sin duda es un salto en su, hasta el momento, breve trayectoria cinematográfica, aunque poco a poco va cogiendo velocidad y es que en los próximos meses la veremos más de una vez frente a los focos: tiene pendientes de estreno otros tres trabajos, Wild Cherry, Whore y Slightly Single in L.A.. Genes artísticos no le faltan ya que sus progenitores son dos de las estrellas más brillantes del firmamento de Hollywood. Precisamente Bruce Willis y Demi Moore acompañaron a su "pequeña" en esta decisiva noche, que tampoco se quisieron perder sus hermanas, Scout y Talullah.

La buena relación que une al ex matrimonio quedó de nuevo patente cuando compartieron la foto de familia con sus actuales parejas, Emma Heming y Ashton Kutcher. Una orgullosa Demi no pudo evitar abrazar a Rumer, con ese gesto que hacen las madres cuando no pueden creerse que sus hijos ya vuelan solos. Y es que la joven, que acaba de cumplir veinte años, disfrutó de su gran noche del brazo de su novio, el también actor Micah Alberti, al que presentó por primera vez ante las cámaras.

Más sobre: