Dennis Quaid y su esposa, Kimberly, de paseo con sus mellizos por Hawai

Thomas Boone y Zoe Grace, de siete meses, están fantásticos y muy saludables tras vivir un episodio dramático a raíz de que se les administrara una dosis masiva de anticoagulante

Hace unos días Dennis Quaid comentaba que pretendía abandonar Los Ángeles para irse a vivir a Houston. Estos días se ha marchado de la bulliciosa ciudad para pasar unos días junto a su esposa, Kimberly Buffington, de 39 años, y sus hijos mellizos, Thomas Boone y Zoe Grace, en Hawai. El actor estadounidense, de 54 años, ha sido homenajeado en el Festival de Cine de Maui por sus más de sesenta películas. Y hasta allí se quiso trasladar toda su familia para acompañarle en este día tan especial. El gusanillo de actuar le vino por un profesor de la Universidad de Houston, el lugar donde le gustaría fijar su residencia y seguir dando rienda suelta a su pasión por actuar.

Durante uno de sus paseos por Hawai Dennis Quaid fue fotografiado junto a su esposa, Kimberly,de 39 años, y los pequeños Zoe y Thomas. Sus hijos, que nacieron el pasado ocho de noviembre gracias a una madre de alquiler y lucharon por sobrevivir después de haberles sido administrado una masiva dosis de Heparina, lucen saludables y ya han cumplido siete meses. Atrás queda ya el susto que vivió la familia días después de que los bebés nacieron. El actor también es padre de un niño de 16 años, Jack, fruto de su matrimonio con su ex mujer, la actriz Meg Ryan.

La idea de mudarse a Houston es en busca de la calma y de un ambiente ideal para que sus hijos crezcan. "Tenemos mucha familia allí y es relamente una bonita tierra", comenta el actor. "Viven 30 o 40 amigos y familiares allí. Es para no pensarselo", concluye.

Más sobre: