Andrés Pajares continúa ingresado en un hospital barcelonés

El actor abandonó el Hospital del Mar y fue llevado a la clínica Quirón

Andrés Pajares abandonaba esta tarde, sin ser visto, el centro hospitalario barcelonés en el que permanecía ingresado desde la pasada madrugada a causa de una crísis de ansiedad. Ha sido trasladado a la clínica Quirón por expreso deseo del paciente. Esto ocurría después de que destrozara una habitación del Hotel Arts de Barcelona. Al parecer, algunos de los clientes del establecimiento se quejaron de los ruidos que provenían de su estancia.

En torno a las 3:40 de la madrugada una ambulancia llegaba al hotel para trasladar a Andrés, aquejado de un fuerte ataque de ansiedad, al Hospital del Mar. Debido a lo extraordinario de la situación, el vehículo realizó la ruta que lo separaba del centro sanitario custodiado por un coche de los Mossos d´Escuadra. La única compañía con la que contaba el actor, que se encuentra aún ingresado, era la de su secretaria. Según fuentes del hospital, está previsto su traslado a Madrid.

Una semana muy intensa
El actor fue detenido la mañana del martes en Madrid acusado de un delito de amenazas a los miembros de un bufete de abogados a los que trató de intimidar con un arma simulada y un spray antiviolador, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía. Tras permanecer 24 horas en los calabozos de los madrileños Juzgados de Plaza Castilla, la jueza encargada de su caso le concedía el jueves por la tarde la libertad con cargos. La mañana del viernes, desorientado y visiblemente confuso, Andrés llegó a la estación de Atocha para tomar un tren que lo llevaría hasta la ciudad condal, donde anoche volvía a protagonizar los desagradables incidentes anteriormente citados.

Más sobre: