Los hermanos Bardem: dos aventureros en el Sáhara

El oscarizado actor ha viajado hasta Argelia, donde se celebra la quinta edición del Festival Internacional de Cine del Sahara

Javier Bardem ha cambiado, por unos días, de ambiente. El actor español ha viajado hasta Argelia junto a su hermano Carlos, donde estos días se celebra, en los campos de refugiados saharauis de Tinduf, la V edición del Festival Internacional de Cine del Sahara (Fisahara). Por todos es sabido que aquel que asiste a un festival pasa la mayor parte del tiempo asistiendo a estrenos y pasando de sala en sala concediendo ruedas de prensa. Pero esta vez, todo ha sido distinto pues el fin de este festival es llevar la cultura a los campamentos, donde los saharauis habitan en condiciones precarias desde hace varias décadas. Ambos han podido empararse de la cultura saharaui recorriendo pueblos y aldeas de la zona.

Tanto Javier como Carlos han mostrado su faceta más solidaria al visitar algunos campos de refugiados del país. Atravesaron el desierto argelino hasta llegar a Dajla, uno de los lugares donde se puede apreciar mejor la cruda y dura realidad de este pueblo. El fuerte viento obligó al actor a cubrirse con un elzam, el tradicional turbante, y no dudó en prestar su ayuda a los paisanos a la hora de montar jaimas para protegerse del clima.

Un viaje para recordar
Allí permaneció dos días y tuvo la oportunidad de encontrarse con el músico Manu Chao, que también está allí de visita. Lo cierto es que todos los saharauis se han volcado con todos los actores españoles que no han querido perderse el Festival. Javier Bardem pudo conversar con algunas personalidades políticas del país: con el primer ministro saharaui, Abdelkader Taleb Omar, con el ministro del Interior,Budani Sida y con la ministra de Cultura, Jadisha Handi.

Los hermanos Bardem no son los únicos españoles que han viajado hasta el continente africano. Entre la nutrida representación del cine español, se encuentran los actores Guillermo Toledo, que ya estuvo el año pasado, Carmelo Gómez y Rosa María Sardá . Es un viaje para el recuerdo, un viaje en el que Javier y Carlos han compartido varios días con el pueblo saharaui, han disfrutado de una cena entre las dunas del desierto y han podido presenciar una carrera de camellos.

Más sobre: