Tony Curtis, a sus 82 años, sigue dando rienda suelta a su gran pasión, la pintura

El célebre actor exhibe sus obras de arte en los almacenes londinenses de Harrod's

El veterano actor Tony Curtis inauguró su exposición de pintura en los lujosos almacenes londinenses de Harrods. Pese a estar visiblemente desmejorado, tapando su calvicie con un sombrero de cowboy y en una silla de ruedas porque apenas se puede mover, Tony Curtis, de 82, no pierde las ganas de vivir y su sentido del humor. La estrella de más de 150 películas, entre ellas Con faldas y a lo loco, manifestó que seguía una dieta muy estricta para conservar su salud y nos revelo el secreto de su vitalidad: "Las mujeres hermosas". El actor está casado en quintas nupcias con Jill Vandenberg, 45 años más joven que él.

El actor recorrió el supermercado y bromeó con el propietario de los grandes almacenes Mohammed al Fayed, intercambiándose el sombrero, ya que ambos sufren desde hace años de alopecia. En su ochenta y dos cumpleaños fue cuando por primera vez el actor, que hasta entonces había sido fiel a su peluca, se la quitó y se dejó fotografiar por primera vez calvo. Una edad para celebrar ya que meses antes de celebrar su cumpleaños, el actor estuvo en coma a causa de una grave neumonía con la perdió la capacidad motriz.

Su gran pasión por la pintura viene de años atrás. El actor neoyorquino expuso sus 32 pinturas hizo una exhibición de su técnica y se puso a pintar un jarrón de floras ante la mirada de sus admiradores y del personal de Harrod's.

Más sobre: