Carmen Morales cuenta cómo vivió la boda de su hermana Shaila

La actriz asegura que se lo pasó genial en la ceremonia y aconseja a su hermana que espere un tiempo para ser madre y disfrute de su matrimonio

Carmen Morales ha regresado a Madrid. Horas después de que su hermana Shaila contrajera matrimonio con Dorio en Acapulco (México), la actriz voló a España para seguir sus compromisos profesionales.

'Mi hermana y yo lloramos como magdalenas'
La actriz, que ya se ha reincorporado a la gira teatral de su obra Olvida los tambores, acudió al preestreno de la película 8 citas en Madrid para apoyar a algunos amigos y compañeros de profesión. Carmen declaró haber disfrutado mucho en la boda de su hermana Shaila. "Lo he pasado genial", asegura y cuenta cómo fueron las horas antes a la boda. "Se nos retraso el vuelo cuatro horas. Al final tuvimos que ir a Acapulco en coche desde Mexico DF, pero llegue a las 05:30 de la mañana y desperté a Shaila. Quería estar todo el día con ella", señala. En cuanto a los nervios previos al gran día, Carmen apunta que Shaila sólo se puso nerviosa veinte minutos antes de la boda. "Mi hermana estaba muy tranquila, su novio estaba mucho más nervioso".

Su padre, Junior, supo mantener la compostura y no lloró en el momento de la ceremonia cuando se recordó a Rocío Durcal, sin embargo "mi hermana y yo estuvimos llorando como magdalenas todo el rato. Fue un momento muy especial y muy bonito. El cura la mencionó de una forma preciosa, dijo algo así como que iba a estar con ella siempre y ella de hecho la siente muy cerca también. En ese momento soltaron globos blancos. Fue un momento precioso".

'No creo y no quiero ser tía todavía'
Carmen Morales se mostró rotunda en cuanto a la idea de ser tía próximamente y aconseja a su hermana menor que disfrute de su matrimonio antes de tener hijos. "No creo y no quiero. Ellos quieren esperar un poquito. Ella ha emprezado a volar en su profesión y yo mi pequeño consejito es que disfruten el uno del otro, que viajen mucho. Creo que me van a a hacer caso", comenta. Hace unos días fue la propia Shaila quien dijo que no tenía pensado tener hijos porque todavía no le había surgido "ese instinto maternal".

Más sobre: