Sarah Larson: la historia de una Cenicienta moderna

La novia de George Clooney explica cómo lo conoció y pasó de ser una camarera a la mujer más envidiada del mundo

Sarah Larson parece estar viviendo un auténtico sueño. En apenas un año ha dejado de ser una camarera anónima para convertirse en la novia de uno de los hombres más deseados del planeta, George Clooney. La joven acaba de relatar a una publicación norteamericana cómo conoció al protagonista de la saga Ocean´s y cuándo comenzó su historia de amor, que durá ya más de un año.

Aunque muchos medios de comunicación afirmaron que se conocieron y se enamoraron en junio de 2007, coincidiendo con el estreno de Ocean´s Thirteen en Las Vegas, Sarah explica que no fue exactamente así. Su primer encuentro con George tuvo lugar mucho antes. "Fue en su cumpleaños. Hace tres o cuatro años en un local llamado Whiskey, en Green Valley Ranch (Las Vegas)", explica Larson al periódico Las Vegas Review Journal. El rotativo aclara que el actor se encontraba ese día acompañado de varios amigos, entre ellos el propietario del bar, Randy Gerber (marido de Cindy Crawford). "Yo estaba también con amigos. Estuvimos bailando, tomando fotos y haciendo el idiota", confirma Sarah.

El amor siempre llama dos veces
En esa época, la novia de George trabajaba preparando cóctails en ese mismo lugar, pero ella estaba saliendo con otra persona entonces. Por increible que parezca, tuvo que pasar bastante tiempo para que Sarah se rindiera a los encantos de quien ha sido elegido, más de una vez, como el hombre más sexy del mundo. No fue hasta el pasado verano cuando Cupido unió a esta pareja de guapos.

Clooney se encontraba en Las Vegas promocionando la última entrega de Ocean´s e hizo lo posible por volver a ver a Sarah. "Él se enteró de que trabajaba en el Club Moon y no paró hasta encontrarme. Desde entonces no nos hemos separado", declara ella. Para completar este romántico reencuentro, el actor la invitó, pocos días después, a pasar unos días inolvidables por tierras italianas.

Más sobre: