Eva Longoria nos abre las puertas de una fabulosa mansión en Cannes

La actriz disfrutó de unos días en la Costa Azul francesa como imagen de la conocida marca de helados Magnum

Eva Longoria, imagen de la conocida marca de helados Magnum, ha paseado su glamour por la Costa Azul francesa. En una elegante limusina negra, la actriz, con un vestido azul clarito de Dolce & Gabbana, llegó a la mansión Magnum, decorada hasta el último detalle con sus libros, fotografías, películas y su música favorita.

Feliz de regresar a Francia, el país donde el pasado verano contrajo matrimonio con el jugador de baloncesto francés Tony Parker, la actriz, que acaba de cumplir 33 años, disfrutó de un pequeño descanso de placer y posó para la nueva campaña publicitaria, antes de regresar a Los Ángeles para cumplir con sus obligaciones y grabar nuevos capítulos de Mujeres Desesperadas.

La bella actriz ejerció como anfitriona de la ganadora de un concurso, María Banderas, que pudo ver cumplido su sueño de conocer a Eva Longoria y ser su asesora de imagen por un día. "La admiro como actriz y como persona. Estuvo en todo momento muy cariñosa conmigo. Nada más llegar me abrazó y me hizo sentirme muy cómoda", señala. Juntas recorrieron las las estancias de ensueño de la fabulosa mansión con piscina y una terraza con vistas panorámicas a la bahía de Cannes, y compartieron sus opiniones acerca de los diseñadores de moda españoles. Eva no dudó en confesar que siente verdadera pasión por los zapatos: "No recuerdo la última vez que no llevé zapatos de tacón".

Más sobre: