Jessica Biel y Justin Timberlake, noche de boda en Los Ángeles

Goldie Hawn y Kurt Russell, Tobey Maguire y Jennifer Meyer, Eva Mendes y las hermanas Olsen - tapadas con máscaras-, fueron otros de los célebres invitados a la boda de la estilista Estee Stanley

La boda de la estilista y diseñadora Estee Stanley reunió a numerosos estrellas de Hollywood. El Hotel Oviatt de Los Ángeles fue el escenario donde tuvo lugar la celebración a la que acudieron Jessica Biel y Justin Timberlake, Eva Mendes, Scott Speedman, Jason Bateman, Nia Long, Kurt Russell y Goldie Hawn, Mary-Kate & Ashley Olsen y Tobey Maguire y su esposa, la diseñadora de joyas Jennifer Meyer.

Boda de mascaras
El día más importante para la prestigiosa estilista de los artistas no podía dejar al público indiferente. Estee Stanley preparó hasta el último detalle de la gran fiesta y ordenó que sus damas de honor fueran vestidas totalmente de negro con máscaras blancas. Pese a ser difícil reconocerlas, dos de las que llevaban la cara tapada eran las hermanas Mary-Kate y Ashley Olsen.

Jessica Biel, sin embargo, no ocultó su rostro. La estrella de El ilusionista no quiso perderse la boda de su estilista y acudió junto a su novio Justin Timberlake. Cogidos de la mano, la pareja se mostró en todo momento muy cariñosa y enamorada. La actriz eligió para la ocasión un vestido negro y un abrigo de color blanco, mientras que el cantante, que hizo un descanso en el rodaje de The Open Road para asistir al evento, llevaba un clásico traje de chaqueta.

Timberlake y Biel ya han cumplido su primer año de noviazgo. La pareja vive un momento feliz, aunque no pueden compartir todo el tiempo juntos que les gustaría debido a sus compromisos profesionales. Timberlake ha estado muy ocupado en los últimos meses con la grabación del disco de Madonna Hard Candy, en el que ha colaborado y que saldrá a la venta a finales de abril. Por este motivo se comenta que fue la propia Madonna quien le aconsejó al músico que le hiciera un buen regalo a Jessica en compensación a la falta de atención que había tenido hacia ella por estar volcado en su disco. Justin le regaló una gargantilla de oro blanco y esmeraldas de la joyeria H Stern. Un detalle que llenó de ilusión a la actriz.

Más sobre: