La esposa de Robin Williams pide el divorcio

Tras diecinueve años de matrimonio y dos hijos en común, el actor cómico y su esposa se separan

Después de diecinueve años de matrimonio, la mujer de Robin Williams ha solicitado el divorcio. Marsha Garces Wiliams hizo su petición el pasado 21 de marzo ante la corte superior de San Francisco citando "diferencias irreconciliables".

La productora de cine, de 51 años y el ganador de un Oscar por El indomable Will Hunting, de 56, se conocieron cuando ella ejercía de niñera de Zachary, el hijo que el actor tuvo con su primera esposa, Valerie Valardi. Garces y Williams se casaron en abril de 1989, poco tiempo después de que el actor se divorciara de Valerie. La pareja tiene dos hijos en común, Zelda, de 18 años, y Cody, de 16.
Durante sus años de matrimonio, la mujer de Robin Williams ha trabajado como productora en las películas de su marido y es copropietaria junto a Williams de la productora Blue Wolf Productions. Pero según ha confirmado la representante del actor, no se ofrecerán detalles acerca del divorcio.

No corren buenos tiempos para uno de los cómicos más queridos del séptimo arte. En 2006 el protagonista de Sra Doubtfire estuvo dos meses ingresado en un clinica de Oregón para recibir tratamiento por su adición al alcohol. Cuando parecía haberse recuperado gracias al apoyo de su familia y seres queridos regresó al cine y puso su voz a varios personajes en la película de animación Happy Feet y rodó junto a Ben Stiller Una noche en el museo. Pero es ahora, a comienzos del 2008, cuando el actor se enfrenta a un proceso de divorcio por segunda vez.

Más sobre: