Brad Pitt y Angelina Jolie, la pareja más generosa de Hollywood

Los actores donaron durante el años 2006 más de ocho millones de dolares a causas humanitarias por todo el mundo

Brad Pitt y Angelina Jolie no sólo forman la pareja más atractiva de la meca del cine, sino también la más solidaria y comprometida con los menos afortunados. Según ha publicado el diario Huffington Post, Brad y Angelina donaron durante el año 2006 más de 8 millones de dólares (casi 6 millones de euros) a diferentes causas humanitarias. Su generosidad se extendió a diferentes países y proyectos. En su afán por ayudar a los demás, crearon en 2006 la Fundación Jolie-Pitt, a la que entregaron la nada desdeñable cantidad de 4 millones de dólares.

Más de 2,5 millones destinaron a Médicos sin Fronteras y Global AIDS Alliance (Organización dedicada a la lucha contra el SIDA). También mandaron un importante montante económico (140.000 dólares) a la Cruz Roja de Namibia, país que tiene un importante significado para ambos porque allí se produjo el nacimiento de su primera hija biológica, Silloh. Pero esta no es la única colaboración que tiene un matiz sentimental para Angelina, sino también el dinero enviado a la Fundación Daniel Pearl (100.000 dólares), creada en honor del periodista que murió en el año 2002 a manos de los radicales islamistas en Pakistan y a cuya viuda dio vida Jolie en la gran pantalla.

La misma cantidad han destinado a Global Green USA y a la Fundación para la Investigación de la Epidermolisis Bulloma. Por otra parte, también han recibido donaciones de los protagonistas de 'Sr. y Sra. Smith' un parque público de Los Angeles (20.000 dólares) y un orfanato americano (5.000 dólares) que impresionó a Angelina durante su visita

Un proyecto de vida solidario
Estas aportaciones de Brad y Angelina no son esporádicas, sino que la pareja colabora siempre que puede con dinero o trabajando con sus propias manos. Así lo demuestran sus continuos viajes a zonas deprimidas como la ciudad de Nueva Orleans tras las devastadoras inundaciones del año 2005 y en cuyas tareas de reconstrucción han participado activamente. Tampoco hay que olvidar los múltiples desplazamientos de Angelina como embajadora de buena voluntad de la ONU a lugares como Irak o Siria, para ver con sus propios ojos la situación de pobreza en que viven muchos de sus habitantes.

Aunque sin duda, el mayor acto de generosidad han sido las adopciones de tres de sus hijos. El primero en llegar a la familia fue Maddox, un niño camboyano, que ya tiene seis años. Después Brad y Angelina se convirtieron en padres adoptivos de Zahara (de casi tres años) y el último en llegar a la familia fue Pax Thien, el pequeño vietnamita de cinco años de edad.

Más sobre

Regístrate para comentar