Nicole Kidman, descalza y feliz junto a su marido y futuro padre de su hijo

La actriz, radiante a los cinco meses de gestación, paseó sin sandalias por el paseo marítimo de Bondi Beach en Sidney

Nicole Kidman es la viva imagen de la felicidad. Relajada y de la mano de su esposo, Keith Urban, paseo su embarazo por el paseo marítimo de Bondi Beach en Sidney. La actriz, embarazada de cinco meses y a la que apenas se le nota su estado de buena esperanza, prefirió andar descalza y refugiarse bajo su pamela en un soleado día de playa.

La pareja más feliz de Hollywood
Después de varias semanas alejados, Nicole y Keith se volvieron a reencontrar en Australia después de la pequeña gira estadounidense que realizó el cantante de country tras la gala de los Oscar. A tenor de las imágenes en las que se les ve enamorados y muy sonrientes dando un romántico paseo por la playa, no cabe duda de que hayan sido elegidos "la pareja más feliz de Hollywood", según una encuesta realizada por el diario austriaco Krone. A principios de este verano la actriz y el cantante pondrán el broche de oro a su unión con la llegada de su primer hijo, una fecha que casi coincidirá con su segundo aniverdario de boda. Nicole será otra de las actrices que dará a luz por primera vez al comienzo de la edad dorada, a los 41 años. Halle Berry recientemente dio a luz a una niña a esta misma edad y Salma Hayek lo hizo en septiembre del año pasado nada más cumplir también los 41.

Su debut en la moda
La atractiva pareja, que posee un estilo propio, pronto lanzará su nueva colección de ropa de primavera-verano. Este proyecto se llamará Hank and Evie, los apodos cariñosos que Nicole y Keith usan para llamarse el uno al otro en la intimidad. Keith, que hasta ahora ejerce de portavoz de la firma, ha manifestado que la colección se comercializará en Australia y Estados Unidos, y se estrenará con camisetas de manga corta muy parecidas a las que se venden en su página web.

Más sobre: