Julia Möller: 'Bella se hace mujer durante la historia'



Pinche aquí para ver la galería de fotografías

Fue con el papel de Bella, la joven dulce que consigue romper el maleficio de la Bestia, con el que debutó como protagonista en este género teatral hace ocho años y ahora vuelve a triunfar con él después de una reconocida carrera profesional. Diplomada en teatro musical en la Stage School of music, dance & drama de Hamburgo, ha protagonizado obras como El jorobado de Notre Dame (en Berlín), El fantasma de la ópera y Mar y cielo, ambos en Madrid, y Los Miserables en Londres. También ha probado suerte como actriz de televisión en series como Compañeros y Un paso adelante, una experiencia que le gustaría repetir cuando acabe su andadura como Bella.

¿Da vértigo el éxito que habéis tenido con este musical o ya estás acostumbrada después de tantos años en la profesión?
Para nosotros es muy especial, íbamos a estar seis meses y de repente el bombazo que ha dado ha sido inesperado. Además acabamos de grabar el disco y estamos muy ilusionados. He hecho otras cosas que no han funcionado tanto, por lo que ver el patio de butacas lleno cada noche es una gozada.

¿Es más gratificante actuar para los niños?
Es genial, de repente se ponen a cantar, responden, se ríen muchísimo. Les ves la cara y tienen los ojos como platos todo el rato. A veces les esperamos a la salida y ¡no se lo creen!

¿Te sientes más cómoda en este papel, con toques cómicos y dulces, que en otros más dramáticos como el que interpretaste en Los Miserables, por ejemplo?
Me gustan las dos cosas. Si tuviese que hacer siempre lo mismo, me volvería loca. Ahora estoy muy contenta con mis canciones Disney, porque es una sorpresa tras otra, aunque tengas un día malo te tienes que poner contenta, te lo exige el papel. Pero también me encanta el drama, ponerme a llorar, matarme en el escenario… Todo a su tiempo.

Este fue tu primer papel protagonista en un musical hace ocho años, ¿cuál es la diferencia entre la Bella de entonces y la de ahora?
Hay ocho años de experiencia entre ambas, a nivel profesional como personal. La obra está enfocada de otra manera, más adulta y se ha mirado mucho la interpretación. Yo he crecido y madurado como persona, así que esta Bella es más madura, se hace mujer durante la historia. Para mí, es una obra nueva.

Has hecho también pequeños papeles en televisión, ¿te gustó la experiencia?
Es importante como actor tener variedad. He hecho poco de televisión, pero me ha picado el gusanillo y tengo ganas de hacer más cosas. A ver si me sale algo…

Y al contrario, ¿te has planteado alguna vez dejar el teatro musical y centrarte sólo en la música?
Si me sale la oportunidad de grabar un disco interesante, me encantaría. Aunque ahora no tengo mi energía puesta en ello, nunca se sabe. De repente la vida te sorprende y salen oportunidades que no puedes rechazar.

¿Qué personaje te gustaría interpretar en un musical?
Desde que era pequeña me gusta la película de Gentle, dirigida y protagonizada por Barbra Streisand, la música es maravillosa y la historia es muy bonita, pero creo que no se han vendido los derechos para hacer el musical. Me gustaría también hacer el papel de Nicole Kidman en Moulin Rouge, porque es distinto. Ahora me apetecen papeles más maduros, menos dulces, como un personaje que se vuelva loco en escena.

¿A qué crees que se debe el éxito actual de los musicales en España?
Es un género que ha necesitado su tiempo para implantarse en nuestro país y está subiendo cada vez más. Al principio el público no sabía lo que era, ahora lo conocen y van a verlo. Necesita meterse en la cultura y cada vez irá subiendo más.

Pinche aquí para volver a la noticia principal

Más sobre: