Nicole, Jessica y Cate: el 'baby-boom' se cita en los Oscar

Las tres actrices, que pasearon su glamour y estilo, serán madres próximamente

Hollywood está en pleno baby-boom. Tras el nacimiento de Max Liron, el hijo de Christina Aguilera y su marido, Jordan Bratman, y hace tan sólo tres días la llegada a mundo de los mellizos de Jennifer Lopez y Marc Anthony (un niño y una niña de los que aún no se ha dado a conocer el nombre) varias serán las actrices que serán mamás próximamente.

Y tres de ellas se dieron cita en la ceremonia de los Oscar demostrando que el estilo y la elegancia no está reñido con las nuevas curvas de sus cuerpos.

La doblemente nominada Cate Blanchett decía a su llegada que el "bebé está dormido, es un buen presagio" aunque no se llevó finalmente ninguna de las dos estatuillas a las que optaba (mejor actriz por Elizabeth, la edad de oro y mejor actriz de reparto por I’m not there) pero paseó orgullosa sus casi ocho meses de embarazo por el escenario del Kodak Theatre al que subió para presentar el Oscar a la mejor dirección artística (fue para Dante Ferretti y su mujer por Sweeney Todd).

La actriz de origen australiano será la primera en dar a luz el próximo abril a su tercer hijo de su matrimonio con el guionista Andrew Upton.

A finales de la primavera será mamá por primera vez Jessica Alba. Con un vestido en tono berenjena la actriz de origen mexicano se encargó en la ceremonia de presentar la entrega de los Oscar técnicos que tiene lugar unos días antes de la gala (y durante ésta se emite un breve resumen). Fue el pasado diciembre cuando la ‘mujer invisible’ de Los cuatro fantásticos anunció la buena nueva después de reconciliarse con su novio, Cash Warren.

Nicole Kidman llegó a la ceremonia después de haber lucido la primeras curvas de su estado de buena esperanza en Japón donde presentó La brújula dorada. En Los Ángeles se reunió con su marido, Keith Urban después de un mes separados por la gira que el músico está realizando. En su cuarto mes de embarazo aún mantiene su estilizada silueta como quedó evidenciado en su paseo por la alfombra con un discreto traje negro que adornó con uno de los collares más espectaculares de la velada y pisó el escenario en uno de los momentos más emotivos de la velada para entregar el Oscar honorífico al casi centenario (tiene 98 años) a Robert Boyle, director artístico de títulos como Con la muerte en los talones, Los pájaros, A sangre fría, El violinista en el tejado o El cabo del terror quien agradeció su galardón a Hitch (Alfred Hitchcock).

Será entrado el verano cuando la actriz se convierta en madre de su primer hijo biológico (tiene dos hijos adoptados de su unión con Tom Cruise, Bella, de quince años, y Connor, de trece). Faltó a la cita con los Oscar uno de los rostros habituales en los premios, la siempre bella Halle Berry que dará a luz las próximas semanas a su primer hijo de su relación con Gabriel Aubry.

Más sobre: