Nicole Kidman cautiva en Japón con su incipiente barriguita de embarazada

La actriz australiana, en su quinto mes de gestación, se decantó por un vestido con transparencias para la presentación en Tokio de 'La brújula dorada'

Su mirada lo dice todo. Nicole Kidman es una feliz futura mamá que ya no disimula su estado de buena esperanza. Tanto es así, que la actriz australiana eligió un vestido de Prada negro con transparencias que evidenciaba su ya incipiente barriguita durante la presentación de su película La brújula dorada en Tokio. La capital japonesa fue ayer testigo de la dulce espera que vive la oscarizada protagonista de Las horas, que incluso dejó entrever su incipiente tripita colocándose justo debajo las manos entrecruzadas. "He estado en Tokio varias veces, pero esta es la primera que lo hago embarazada. Me complace mucho estar aquí así", afirmó.

Nicole, que se encuentra en el quinto mes de gestación, aprovecha que su embarazo aún le permite viajar para cumplir con una agenda de vértigo promocionando su última aventura cinematográfica. Así, antes de desplazarse a Japón la vimos el pasado fin de semana almorzando en Sydney con su amiga Naomi Watts, que busca casa en Australia cerca de la de Nicole. Además, se espera su presencia el próximo domingo en la gala de los Oscar, que se celebrará en el Teatro Kodak de Los Ángeles. Será en Estados Unidos donde la actriz se reúna con su esposo, el cantante Keith Urban, después de haber estado separados un mes ya que el músico se encuentra de gira en el país americano.

Madre más que nunca
Fue a principios del pasado mes de enero cuando la artista de 40 años confirmó a través de su representante que ella y su marido estaban esperando su primer hijo. Será el primer hijo biológico de la actriz, que ya tiene dos niños adoptados durante su matrimonio con Tom Cruise: Isabella, de 15 años, y Connor, de 13. Sin embargo la cuenta no parece detenerse ahí. Nicole y Keith han expresado su deseo de tener más hijos: "A Keith y a mí nos encantaría tener una gran familia. Pero estoy tan feliz en este momento que no puedo pedir más".

La actriz siente tan de cerca su papel de madre que reconoció durante la rueda de prensa en Tokio que le gustaría hacer más cine para niños: "Muchas de las películas que he hecho son para adultos. Creo que cuando tienes hijos quieres hacer películas que puedan ver con sus amigos". Este es el motivo por el cual decidió hacer la película que promociona actualmente. "Mis hijos Bella y Connor la han visto y les encantó… pero el niño que llevo dentro no podrá verla hasta dentro de mucho tiempo".

Apuestas sobre el nombre del bebé
Por otra parte, en Irlanda ya se hacen apuestas sobre el nombre que Nicole y Keith elegirán para su hijo. Dado que Kidman no ha dicho si será niño o niña, las cábalas incluyen nombres de ambos sexos. Los más escuchados son Anthony y Janelle, los nombres de los padres de la actriz. Tampoco faltan Nicholas, Keith y Nicole. Otros, más originales, incluyen los de Sydney (su tierra) y Satine, personaje que Nicole interpretó en Moulin Rouge. Los más llamativos, sin embargo, son los de algunos amigos como Baz (Luhrmann), Kylie (Minogue) y Russell (Crowe).

Más sobre: